Negreira aprueba su PGOM y el de unos pocos afortunados: ladrillazo y burbuja inmobiliaria de la derecha pura y dura

El PSOE vota en contra del Plan General de Negreira y de unos pocos privilegiados que apuesta por el ladrillazo y recuerda a la derecha pura y dura que propició la burbuja inmobiliaria

Mar Barcón denuncia que los cambios introducidos por Negreira lo cambian todo: ladrillazo en Adormideras, más edificabilidad en zonas privilegiadas como As Percebeiras y menos vivienda protegida en los Muelles

La portavoz socialista denuncia la inseguridad jurídica del documento que otorga barra libre a todos para legalizar obras ilegales y que deja la gestión del suelo en manos de los promotores 

Denuncia la falta de gestión, de criterio y de palabra de Negreira, que ha hecho lo contrario de lo que prometió: un nuevo período de alegaciones, menos zonas verdes, menos infraestructuras, menos viviendas protegidas

 

La portavoz socialista, Mar Barcón, ha definido el nuevo PGOM como “el Plan General de Negreira y unos pocos afortunados”, pues lo poco que cambia con respecto a la aprobación inicial “lo cambia todo”, convirtiendo el documento urbanístico en “el Plan del desarrollismo y del ladrillazo; el plan de la derecha pura y dura de la burbuja inmobiliaria”. Por ello, el Grupo Socialista ha votado en contra y ha criticado la falta de talante y de transparencia del alcalde, que después de un año de silencio y secretismo permite 15 minutos para debatir sobre el documento más importante de la ciudad para las próximas décadas.

 

Mar Barcón ha aclarado que éste no es el Plan General aprobado inicialmente; no es el Plan pensado para una ciudad con futuro, sino un Plan en el que pesaron más los intereses de unos pocos que el interés general, con elementos que generan inseguridad jurídica y que ha optado por dar barra libre para legalizar lo que es ilegal: construcciones, alturas, volúmenes… en cualquier momento, en cualquier lugar y con cualquier origen.

Según ha señalado la portavoz socialista, se trata de un documento con importantes cambios y que después de un año se aprueba con unas prisas que solo responden al interés de Negreira y de unos pocos privilegiados: Intereses que responden al injustificable incremento de edificabilidad en zonas privilegiadas de la ciudad y que van en la dirección contraria de lo que el Plan quiso suponer en su día, intereses claros y concretos de Negreira y de unos pocos que lo cambian todo:

-Hasta 10.000 metros cuadrados más en Labañou, en As Percebeiras, en uno de los frentes marítimos privilegiados. Cómo se justifica incrementar ni más ni menos que un 20% la edificabilidad en ese polígono. Éste es uno de los “pocos cambios” que Negreira ha introducido en el Plan. Un pequeño cambio para hacer grandes torres en Labañou.

-Incrementan las alturas previstas en la ordenación portuaria. Otro de los “pocos cambios” de Negreira. Y por si fuera poco desaparece la garantía de que el 50% de las viviendas sean de protección oficial. Quizá porque es una zona demasiado privilegiada y no es apta para todos los coruñeses.

-Ladrillazo en Adormideras. Proponen para Adormideras una auténtica barbaridad. Más de trescientas viviendas más equipamiento comercial, más un aparcamiento, más ascensores, más un túnel a los pies de la Torre. Esto no es un pequeño cambio, es un cambiazo. Esta solución es pésima para la Torre e injusta para los vecinos de Adormideras y, desde luego, resultaría incomprensible que recibiese el visto bueno de la Dirección Xeral de Patrimonio, aquella que en el año 2010, informando el PGOUM prohibía expresamente “calquera nova edificación” en la zona de protección de la Torre.

Y de nuevo en este caso, además, poniendo el patrimonio municipal para salvar la cara a la Xunta. Por no hablar del fuera de ordenación con el que la Xunta deja en completa indefensión los intereses de los propietarios y vecinos de Adormideras y de la ronda de Monte Alto.

Otros “pocos cambios”:

-Aumentan edificabilidades “a la carta” en varios lugares de la ciudad, sin explicación alguna, sin motivo alguno, sin que ello responda a ningún informe sectorial, sin que mejore la gestión (Penasquedo)… aquí aumentamos la ocupación de suelo, aquí convertimos terrenos de rústicos a urbanos (Mesoiro),…

-Barra libre para legalizar lo que es ilegal, para todos los que hayan infringido los planeamientos anteriores. Esto no tiene nada que ver con el fuera de ordenación. El fuera de ordenación es una situación en la que se encuentran edificios legales no obras ilegales, pero el PP suprime unas líneas de la normativa que en su día redactó el anterior gobierno para resolver el fuera de ordenación y anuncian barra libre para que todos legalicen cualquier ilegalidad cometida.

-Ponen el suelo en manos de los promotores, renunciando a la responsabilidad municipal y a la defensa de los intereses de los coruñeses. Provecho para unos pocos y la crisis para los demás. Queda claro que no han aprendido nada de esta crisis.

En definitiva, un Plan propio de la derecha pura y dura. Un Plan con menos espacios públicos, con menos infraestructuras y con menos vivienda pública no es el plan de los socialistas. Éste es un Plan con más edificabilidad, más inseguridad jurídica, más intereses privados que públicos. Éste es el plan del señor Negreira y de unos pocos privilegiados.

Además, Mar Barcón ha criticado los incumplimientos de Negreira a lo largo de este año, también en lo que respecta al PGOM: “Ha sido un año revelador para todos y especialmente para los coruñeses, que otorgaron la mayoría absoluta al señor alcalde y antes de un año descubrieron a un alcalde sin criterio, a un alcalde sin gestión… Y lo que es peor, a un alcalde sin palabra. Lo ratificamos en este pleno, con la aprobación de su cuarto modificativo y con la aprobación del Plan General, un documento que pone del revés, y en el que incumple todos y cada uno de sus compromisos en las alegaciones que presentó cuando estaba en la oposición”.

Atendiendo a su palabra, Mar Barcón ha reclamado “un nuevo período de exposición pública por el volumen de alegaciones”. Y ha preguntado por las respuestas a los interrogantes que en su día formuló Negreira: ¿Dónde están las nuevas zonas verdes que reclamaba?; ¿dónde está el estudio que justifica no sabemos cuántas viviendas más?; ¿dónde está su apuesta por la vivienda protegida que ahora reduce en unas zonas y no garantiza en otras?; ¿dónde está el diálogo con los ayuntamientos del área para incorporar sus propuestas al Plan? ¿Cómo justifica la utilización abusiva y torticera del fuera de ordenación que ahora se convierte en barra libre para todos?

Y, por último, ¿dónde están los convenios con las administraciones, con la Xunta, con el Gobierno central y con la Diputación, que garantizan la financiación?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s