Negreira debe pedir explicaciones a su concejal de Urbanismo por impedir corregir el PGOM cuando era director xeral de Urbanismo en la Xunta

El PSOE aclara que Fernández Prado impidió corregir el error en San Roque cuando era director xeral de Urbanismo

El Grupo Socialista exige a Negreira que pida explicaciones al actual edil de Urbanismo sobre una decisión contraria a los intereses de los coruñeses

Si Negreira es capaz de adoptar una “solución amigable” en San Amaro sin que haya sentencia judicial y solo para ocultar la responsabilidad de la Xunta también será capaz de buscar una “solución amigable” en San Roque

 

El Grupo Municipal Socialista ha exigido a Negreira que le pida explicaciones a su concejal de Urbanismo, Martín Fernández Prado, para que le aclare por qué cuando era director xeral de Urbanismo en la Xunta de Galicia, en 2003, denegó al Ayuntamiento de A Coruña la aprobación de una modificación puntual del PGOM para resolver un error detectado en el polígono de San Roque de Afuera que hubiese evitado la sentencia indemnizatoria que ahora reprocha al anterior gobierno.

 

La realidad de los hechos es que todo procede de un error del PGOM de 1998, aprobado con informe preceptivo y vinculante con la Xunta. Este PGOM puso un aprovechamiento tipo en este polígono distinto del aprovechamiento que realmente cabía en él, fruto de un error técnico. Una vez detectado el mismo, el gobierno municipal intentó corregirlo; sin embargo, no fue posible por la negativa del entonces director xeral de Urbanismo, el hoy concejal Martín Fernández Prado, que denegó esta posibilidad.

Por ello, los socialistas consideramos que el actual concejal de Urbanismo podrá explicar mejor que nadie porqué cuando el Ayuntamiento intentó rectificar el error, la Consellería de Política Territorial de la Xunta en el 2003, en la que era director xeral  de Urbanismo, denegó la aprobación de una modificación puntual del PGOM que hubiese resuelto el tema. Y en su caso, el alcalde podrá pedirle explicaciones sobre esta decisión perjudicial para los intereses de la ciudad.

Por tanto, como dice el gobierno de Negreira “se pudo resolver en su día de forma amigable después de que los técnicos reconociesen el error de cálculo del aprovechamiento” pero su actual concejal de Urbanismo y antes director xeral de Urbanismo no lo hizo posible y obligo a llegar a la vía judicial.

En todo caso, esta sentencia procede de un convenio de permuta por una expropiación en el año 2000. Otros propietarios de Náutica renunciaron a sus recursos ante los tribunales, gracias a la gestión del gobierno anterior. Se pudo resolver en su día si la Xunta y el señor Fernández Prado no hubiesen denegado la aprobación de la modificación puntual del PGOM.

El gobierno actual, tan amigo de las soluciones “amigables”, pudo estimar esta reclamación en el último año antes de que hubiese sentencia, pero no lo hizo. El señor Negreira está a tiempo de una solución “amigable” porque el PGOM está en trámite. Si pone una solución “amigable” en el nuevo PGOM para los propietarios del Agra de San Amaro sin que haya ninguna sentencia que obligue al Ayuntamiento y para salvar la responsabilidad de la Xunta, con más razón la pondrá cuando hay una sentencia como es el caso de San Roque.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s