Negreira promete por tercera vez en año y medio el inicio “inminente” de las obras del Parrote

El Grupo Socialista considera un insulto a los coruñeses que el PP repita un año después que el inicio de las obras del Parrote es “inminente”

El concejal de Urbanismo dijo el 25 de enero que en verano las obras del Parrote irían “a toda máquina” y después el alcalde aseguró el 19 de mayo que el comienzo era “inminente”

El alcalde prometió acabar en un año el parking y en julio nos anunció que no acabará la obra en este mandato, con lo que la zona del Parrote sigue sin obras y seguirá otros cuatro años generando molestias y sin utilizar

Negreira responde a la crisis que sufren las familias coruñesas duplicando el despilfarro en este proyecto, donde dilapidará 28 millones en dos túneles

El Grupo Municipal Socialista considera un insulto a los coruñeses que el Partido Popular vuelva a repetir a estas alturas de año que es “inminente” el inicio de las obras del Parrote, cuando lleva prometiendo estas obras desde que Negreira tomó posesión como alcalde. Sin embargo, el Parrote sigue siendo un gran agujero en el que Negreira ha demostrado su incapacidad para resolverlo: con un proyecto que ha sido una chapuza administrativa todavía sin resolver y con una propuesta para despilfarrar 28 millones de euros en dos túneles.

La falta de respeto de Negreira a la inteligencia de los coruñeses no aguanta un ejercicio de memoria. Y es que el 25 de enero el concejal de Urbanismo aseguró que las obras del Parrote estarían en verano “a toda máquina”, situación que no se produjo. Por si fuera poco, Negreira que se había comprometido a que las obras empezarían en mayo, acabó asegurando el 19 de mayo que el comienzo de las obras era “inminente”. En su política de fotos y titulares, Negreira fue capaz de mentir a los coruñeses e intentar engañarlos asegurando en mayo que las obras habían comenzado con unos trabajos preliminares para los que no tenía ni licencia municipal.

Por si fuera poco, en su negligente actuación, Negreira llegó a culpar a la oposición del retraso que sufren las obras del Parrote, a pesar de que disfruta de un gobierno de mayoría absoluta y la complicidad de todas las administraciones con gobiernos amigos (Autoridad Portuaria, Diputación, Xunta y Gobierno central). Negreira es el alcalde con más poder en la historia de la ciudad, tiene absoluta libertad para tomar las decisiones que considere oportunas y a pesar de ello recurre al victimismo para esconder su incapacidad para la gestión, como queda de manifiesto en una obra que iba a resolver en un año y todavía no ha empezado.

Plazo a plazo, Negreira ha ido incumpliendo sus promesas: no hay obras, no hay proyecto, solo hay una gestión chapucera y lo único que Negreira nos garantiza es un despilfarro de 28 millones.

Negreira prometió resolver el parking del Parrote con diligencia y acabar la obra en un año; sin embargo, un año y medio después de tomar posesión y con mayoría absoluta y todas las administraciones de su lado, aún no se ha movido una piedra. El párking sigue igual por la chapucera gestión administrativa de Negreira y por su manifiesta incapacidad para la gestión (en seis meses ha adjudicado una obra de su presupuesto).

Negreira esconde esta incapacidad detrás del victimismo y por eso ahora es capaz de asegurar que los retrasos que acumula en este año la obra se deben a la oposición, olvidando que ha tenido que modificar el Plan Especial del Puerto, que previamente debía contar con un proyecto de obra y que los plazos legales de exposición pública tiene que cumplirlos. Ya advertimos hace meses que la negligencia y chapucera gestión de Negreira conllevaría un retraso en la obra porque tendría que dar marcha atrás, rehacer el camino y cumplir los trámites legales. No hizo caso y ahora, a las puertas de octubre, la obra sigue como estaba. Y no contento con ello, incapaz de asumir su negligencia, echa balones fuera y culpa a la oposición de un retraso imputable a su ineficaz gestión y cada tres meses dice que el inicio es “inminente”

Por si fuera poco grave, ya nos ha adelantado que la obra no estará acabada en este mandato y confirma que hará un segundo túnel, con lo que el despilfarro se duplica, pasando de 14 millones por el túnel del Parrote a 28 millones, al incluir un segundo túnel hacia la Diputación.

En resumen, donde antes había un agujero, ahora hay tres, y donde había un problema, hay tres. Es decir, otros cuatro años de molestias para los coruñeses en general y para los vecinos de la Ciudad Vieja, en concreto, dañando además la imagen turística de la ciudad.

Por el camino, Negreira despilfarra 28 millones de los coruñeses mientras las familias se enfrentan a la peor crisis de la historia y sufren recortes sociales y laborales. Negreira sube el bus, aplica el copago a la ayuda a domicilio, sube las escuelas infantiles… y dilapida 28 millones en una infraestructura que no es prioritaria en estos momentos y que no es necesaria.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s