Negreira revela su falta de proyecto para la ciudad con un presupuesto sin ambición para afrontar la segunda parte de su mandato

Negreira revela su falta de proyecto para la ciudad con unos “presupuestos sin ambición” para afrontar la segunda parte de su mandato

Mar Barcón señala que las cuentas para 2013 dejan en evidencia que el alcalde no sabe a dónde lleva la ciudad: ni una obra ni una propuesta con la que marcar su objetivo

La portavoz socialista considera que falta de proyecto le obliga a presentar como planes estrella acciones planificadas y presupuestadas por el anterior gobierno con el Urbana C: centro de día, escuela infantil, acciones de empleo y movilidad en el Agra

Critica que el próximo año insistirá en los incumplimientos electorales de 2012: ni plan de empleo, ni plan de comercio, más deuda, más impuestos, menos austeridad y peor ejecución presupuestaria

La portavoz socialista, Mar Barcón, considera que el Presupuesto Municipal de 2013 revela que Negreira carece de proyecto de ciudad. Las cuentas públicas que marcarán el ecuador del mandato dejan al descubierto las carencias de un alcalde y un gobierno de mayoría absoluta sin una idea clara de a dónde quiere llevar la ciudad. Y es que incumple de forma reiterada sus promesas en la gestión (más deuda, más gasto, menor ejecución) y además no recoge ninguna obra o actuación que desvele cuál es su idea de ciudad.

La falta de ambición del presupuesto llega a tal extremo que Negreira se ha visto obligado a convertir en “proyectos estrella” actuaciones planificadas y presupuestadas por el anterior gobierno y que Negreira ha sido incapaz de ejecutar en la segunda mitad de 2011 y en todo el 2012. Son obras y planes que tras año y medio de parálisis municipal pretende ejecutar el próximo ejercicio. Así, las obras más destacadas por el propio gobierno son las incluidas en el Urbana C del Agra: centro de día Boandanza; escuela infantil; planes de empleo y mejora de la movilidad en el barrio… a lo que hay que añadir la continuidad del Ofimático, también del anterior mandato y que Negreira paralizó durante un año. Por lo demás, solo el despilfarro del Parrote (dos túneles innecesarios) destaca en el anexo de inversiones.

El análisis en detalle del Presupuesto deja al desnudo la ausencia de proyecto de ciudad, las limitaciones del gobierno de Negreira, que incluso despilfarra 700.000 euros en asesores para que le digan qué hacer y su incapacidad incluso para cumplir los compromisos electorales adquiridos: 23.000 coruñeses en paro se preguntan cada día dónde está el plan estratégico de empleo que les prometió y los comerciantes siguen esperando por el plan de dinamización del comercio que les prometió y que dista mucho de la campaña de besos y abrazos ideada para hacer frente a las peores navidades de la historia, con los recortes sociales, sin paga extra y con la subida del IVA y demás impuestos.

Por tanto, el presupuesto de 2013, en palabras de Mar Barcón, es la negativa confirmación de lo que ya se apreciaba en el 2012, pobre política de continuidad, sin un plan para la ciudad y sin medidas de choque para hacer frente a la crisis. Y es que estos presupuestos son los que sirven para definir el proyecto de un gobierno y su alcalde, pero a la vista de lo que ofrece la realidad es que no hay nada por delante.

Este presupuesto pobre y sin ambición va acompañado de otras malas noticias: subida de impuestos (IBI, IAE, IVA, bus, instalaciones deportivas, ayuda a domicilio, agua); mayor recaudación por multas y grúa (se incrementan entre un 20% y un 25%); más endeudamiento (33 millones de euros ó 5.500 millones de las antiguas pesetas en dos años de mandato) y el reconocimiento expreso de que no se creará empleo.

Y todo ello como continuación de un presupuesto de 2012 que arroja los peores resultados de la historia en la gestión municipal: a punto de finalizar el año Negreira tiene sin ejecutar el 82% de la inversión comprometida. Así, 14 concejales solo han ejecutado el 17% de las inversiones. Un gobierno de mayoría absoluta, sin trabas, con todas las administraciones de su parte, ha sido incapaz de cumplir el 82% de sus objetivos para este año. Los coruñeses nos preguntamos ¿qué ha estado haciendo Negreira todo el año?

En resumen, los presupuestos de 2013 reafirman la imagen revelada ya en este año de un gobierno incapaz para la gestión, que vive a costa de fotos y titulares y de espaldas a la realidad de la ciudad: ni es austero (basta recordar las repetidas campañas y viajes a Londres); ni es eficaz en la gestión (el 82% sin ejecutar), ni tiene proyecto.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s