Mar Barcón denuncia que Negreira adultera el contrato del Ofimático al alargar a 60 meses el plazo de urbanización

Mar Barcón denuncia que Negreira adultera el contrato del Ofimático al alargar a 60 meses el plazo de urbanización, rebajar la inversión y alterar el proyecto inicial

La portavoz socialista advierte del riesgo jurídico de los cambios introducidos en el contrato que se adjudicó en concurso público

Un año y medio después de paralizar la obra y cuando ya debería estar en su fase final, el alcalde prorroga las obras hasta 2016

Si la excusa es la crisis, el PSOE espera que Negreira no conceda nuevas licencias de construcción a la empresa adjudicataria mientras no finaliza la urbanización del Ofimático

La decisión de Negreira es sinónimo de más paro en la ciudad y menos calidad de vida para los 400 cooperativistas

La portavoz socialista, Mar Barcón, ha denunciado hoy que Negreira adultera el contrato del Ofimático al alargar el plazo de ejecución de las obras de urbanización, al pasar de 18 a 60 meses (cinco años), después de haber alterado el proyecto inicial para rebajar la inversión. Estos cambios de gran envergadura ponen en riesgo jurídico un contrato que salió a concurso público y al que se presentaron numerosas empresas. Resulta de dudosa legalidad que el concurso adjudicado con unos criterios y unas bases vea como se alteran después de su adjudicación.

De hecho, Negreira primero paralizó las obras, decía que para lograr las mayores garantías jurídicas y con el objetivo de asegurar la ejecución correcta del proyecto. A los seis meses retomó las obras al ralentí asegurando que ya estaba todo bien. Por el camino modificó el proyecto retirando galerías subterráneas, gradas de espacios deportivos y otras actuaciones previstas en el proyecto inicial con el fin de rebajar la inversión comprometida en el proyecto. Y ahora, un año y medio después, cuando la obra podría estar en su última fase, anuncia que la alarga hasta los cinco años, hasta 2016.

Por otro lado, Mar Barcón confía en que el alcalde advierta a la empresa adjudicataria de que no le concederá ninguna licencia de obra mientras no ejecute la urbanización del Ofimático. Si la excusa para ralentizar hasta el extremo este proyecto es la crisis, lo lógico es que la empresa no ejecute otras obras, no sea que paralice el Ofimático porque le interese otra obra con mayor rentabilidad.

En todo caso, el Grupo Municipal Socialista rechaza la decisión de Negreira de alargar cinco años el plazo para finalizar la urbanización del Parque Ofimático, pasando de los 18 meses previstos a los 60. Se trata sin duda de una muestra más de que Negreira renuncia a crear empleo, pues renuncia a una de las inversiones más importantes en la ciudad y que podrían ayudar a la recuperación de puestos de trabajo.

El alcalde, que una vez más desaparece cuando hay que dar una mala noticia a los coruñeses, subraya la complicidad de sus decisiones con los intereses de la Xunta y de los promotores, intereses que coloca por encima de los más de 23.000 coruñeses en paro y de las cerca de 400 familias cooperativas que siguen esperando para poder construir su vivienda.

Una vez más, cuando surgen problemas o se tienen que anunciar decisiones contrarias a los intereses de los coruñeses, Negreira se esconde y no da la cara. Son sus concejales los que dan las malas noticias mientras el alcalde se oculta. Y mientras, los coruñeses que tenían esperanzas de encontrar un empleo en la urbanización del Ofimático se quedan sin oportunidades, porque la ralentización de la obra conlleva la paralización de la creación de empleo.

El perjuicio también es notable para los cooperativistas, que siguen esperando por la licencia prometida para la construcción de sus viviendas, pero que cuando la consigan sufrirán las consecuencias de una urbanización que amplía su plazo multiplicando por cuatro el tiempo establecido inicialmente. Las consecuencias: edificios nuevos en medio de ninguna parte, en medio de obras de urbanización que no avanzan y sin servicios públicos. Es decir, molestias y menor calidad de vida.

Por ello, el Grupo Socialista critica una decisión que supone un nuevo freno a la creación de empleo: las decisiones de Negreira son sinónimo de más paro. Además, es una decisión que perjudica a los cooperativistas y solo beneficia a la Xunta, que sigue ganando tiempo en los tribunales ante la demanda de los afectados, y a los promotores.

El Grupo Municipal Socialista exige a Negreira que, al menos, cumpla su compromiso con los cooperativistas del Parque Ofimático y otorgue las licencias de construcción que han solicitado y siguen sin respuesta municipal. La actual situación de silencio administrativo y falta de atención a las demandas de los afectados solo se explican por el deseo del alcalde de seguir defendiendo los intereses de la Xunta en este polígono en vez de defender los intereses de los coruñeses.

Los socialistas coincidimos con los cooperativistas en considerar que bajo la argucia de “inseguridad jurídica” Negreira ha paralizado las obras del polígono, primero, y ha ralentizado los trabajos, después, generando un grave perjuicio económico para cerca de 400 familias coruñesas y con el único objetivo de que la Xunta gane tiempo para resolver un fallo judicial que le condena por su actuación en el parque Ofimático. Además, esta ampliación del plazo de urbanización supone un paso más para la paralización del proyecto.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s