El PSOE pide a Negreira que el edil de Urbanismo no vote el PGOM por sus intereses en Maderas Peteiro

El PSOE aconseja a Negreira que impida votar el PGOM a su concejal de Urbanismo por sus intereses privados en Maderas Peteiro

El Grupo Socialista considera que el alcalde tiene una segunda oportunidad para evitar que los intereses particulares de un edil carguen de inseguridad jurídica el Plan General

Los vecinos de Los Rosales deben tener la seguridad de que sus derechos están amparados por el documento y no vinculados a intereses particulares

El Grupo Municipal Socialista aconseja a Negreira que impida votar el Plan General a su concejal de Urbanismo, Martín Fernández Prado, pues tiene intereses privados en Maderas Peteiro, uno de los polígonos afectados por el desarrollo del nuevo PGOM. Los socialistas entendemos que este cruce de intereses puede suponer un problema y dejar en grave inseguridad jurídica el documento urbanístico.

Por ello, ante la segunda aprobación provisional del PGOM, el alcalde tiene una nueva oportunidad de actuar correctamente e impedir que su concejal de Urbanismo, con intereses concretos en el barrio de Los Rosales, vote el documento. En este caso, ausentarse del salón de plenos o abstenerse parece lo más correcto y lo más beneficioso para la ciudad, pues en caso contrario supondría un argumento de peso para impugnar y recurrir el Plan General.

El Grupo Socialista entiende que la vinculación familiar del concejal con una empresa implicada en un procedimiento urbanístico con la administración local merece una postura que evite malinterpretaciones. Los coruñeses deben de estar seguros de que todos somos iguales ante la ley y todos reciben el mismo trato de su Ayuntamiento.

Llama la atención que maderas Peteiro estuviese años poniendo dificultades para solucionar la situación de esta empresa en Los Rosales y que con la llegada del PP al gobierno municipal, del que forma parte Martín Fernández Prado, se aviniese a negociar de inmediato y a presentar un plan de legalización.

Los vecinos de Los Rosales deben tener claro que sus derechos están amparados al margen de parentescos, y los coruñeses en general deben tener claro que todos somos iguales ante la administración. Igualmente, Negreira debe impedir que su concejal de Urbanismo vote el PGOM para evitar dudas en su actuación.

El propio concejal de Urbanismo, además, debe dejar claro a todos los coruñeses cuál es su vinculación, cuáles son sus intereses y cuál ha sido y es su actuación en este caso para evitar posibles dudas. Por ello, lo mejor que puede hacer es no votar un documento urbanístico que regula espacios en los que tiene intereses particulares y familiares.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s