Mar Barcón pregunta a Negreira “quien manda ahora en la casa” de los 27.000 alegantes al fuera de ordenación

Mar Barcón pregunta a Negreira “quién manda ahora en la casa” de los 27.000 alegantes al fuera de ordenación

La portavoz socialista analiza en un artículo publicado en su blog http://www.marbarcon.com.es/ cómo el actual alcalde sembró el temor entre los coruñeses con una campaña “en mi casa mando yo” utilizando una figura urbanística que ahora incorpora a su Plan General

Recuerda que ante la alarma generada el anterior gobierno ya eliminó esta figura y que se lo comunicó a los alegantes

Mar Barcón aclara que el PSOE informará a los coruñeses de lo que Negreira pretende ocultar y que será el alcalde el que tendrá que explicar las consecuencias del fuera de ordenación y por qué miente dos veces a los ciudadanos

 

La portavoz socialista, Mar Barcón, reprocha a Negreira que mienta dos veces a los coruñeses con el “fuera de ordenación”: primero, en la oposición, provocando temor entre los vecinos con una campaña bajo el lema “en mi casa mando yo” que dio lugar a 27.000 alegaciones, y después, ya como alcalde, al incorporar esta figura urbanística a su Plan General a pesar de que se comprometió a no incluirla. Por ello, en un artículo publicado en su blog http://www.marbarcon.com.es/ en el que repasa este proceso, pregunta a Negreira “quién manda ahora en la casa de los 27.000 alegantes al fuera de ordenación” y que han visto cómo su reclamación cae en saco roto.

 

La portavoz socialista señala cómo el actual alcalde aprovechó esta figura urbanística para atemorizar a los coruñeses asegurando que perderían su vivienda en caso de “incendio o terremoto” y que se trataba de una “expropiación forzosa, robo, imposibilidad de hipotecar la vivienda, pérdida de valor económico…”.

Esta figura, que sí se incorporaba en la aprobación inicial del PGOM en el anterior mandato, fue retirada del Plan General ante la alarma generada y así se corrigió el texto y se notificó por carta a los 27.000 alegantes -muchos de ellos habían reclamado sin estar afectados por la medida-. La redacción definitiva del articulado figuraba en el Plan General. Esta modificación fue aprobada y comunicada por el anterior gobierno municipal, tal y como consta en el Tomo II de Respuesta a las Alegaciones, que hasta hace poco estaba colgado en la web municipal y cuya redacción quedó de la siguiente manera:

4.2.- PROPUESTA DE MODIFICACIÓN DE ORDENANZAS.

En la regulación de las Ordenanzas de las Normas Zonales 2 y 3, se redactará un último apartado que será del tenor literal siguiente:“En todos los edificios lícitamente construidos existentes a la entrada en vigor de este PGOM, que se encuentren regulados por esta Norma Zonal y no ocupen suelo afecto a dotaciones públicas, podrán ejecutarse obras manteniendo las alturas y el volumen preexistentes.”

A pesar de que se corrigió y se suprimió esta figura del PGOM, Negreira siguió su campaña incendiaria, que mantuvo viva siendo alcalde. En su primera aprobación provisional del PGOM, en agosto, modificó el articulada con el fin de justificar su campaña: a pesar de que ya no había fuera de ordenación, siguió y escenificó una corrección de lo que ya estaba corregido y aprovechó para ir más allá y legalizar lo ilegalizable. Sin embargo, La Xunta no le autorizó y debido a la gravedad de los errores y cambios introducidos en el PGOM original, se vio obligado a celebrar otro pleno en diciembre para una segunda aprobación provisional, en la que vuelve a modificar el articulado, y esta vez sí incorpora el fuera de ordenación sin citarlo, con una redacción engañosa que dice que se permite mantener alturas y volumen pero que más adelante pone limitaciones al ancho de la calle.

Es decir, Negreira ha mentido dos veces a los coruñeses: primero generando alarma con un “fuera de ordenación” que prometió eliminar cuando ya se había corregido, y ahora al incluirlo en su PGOM de forma torticera, intentando ocultarlo a los 27.000 alegantes.

Por ello, el Grupo Socialista reclama coherencia al alcalde, reclama explicaciones sobre su contradictoria postura y por eso iniciará una campaña informativa entre los coruñeses con el objetivo de aclararles lo que Negreira oculta: ahora sí se incluye el fuera de ordenación y será Negreira el que tendrá que explicar cuáles son las consecuencias para los propietarios de las viviendas afectadas.

SE ADJUNTA COPIA DEL ARTÍCULO:

EL FUERA DE ORDENACIÓN Y LA PALABRA DE NEGREIRA

Hace ahora dos años, con motivo de la tramitación inicial del PGOM, la cuestión del *fuera de ordenación se situó en el centro de la polémica, al ser utilizado por el PP y el señor Negreira – entonces en la oposición- como arma electoral contra el Gobierno. Bajo el lema “Losada, en mi casa mando yo” y esgrimiendo argumentos falsos en su mayoría, el actual alcalde y sus correligionarios recorrieron la ciudad sembrando el temor entre los vecinos. Expropiación forzosa, robo, imposibilidad de hipotecar la vivienda, pérdida de valor económico.. la hemeroteca está plagada de comparecencias públicas en las que Carlos Negreira apuntaba innumerables desastres para aquellos edificios que quedasen en esta situación.

El resultado de la conmoción provocada es bien conocido: 27 mil personas alegaron al PGOM en lo que concernía al fuera de ordenación, utilizando –en su mayoría- un formato de alegación servido por el propio PP. El Gobierno local realizó decenas de encuentros vecinales y envió una respuesta personalizada a cada alegante – estuviese o no afectado por la norma- , con la redacción exacta que quedaría en el PGOM y el plano de la zona en que se encontraba su vivienda, explicando el texto finalmente aprobado en el que se dejaba claro que ningún edificio quedaría en fuera de ordenación por causa de altura o fondo. Este texto figuraba así en el documento en que se dio respuesta a todas las alegaciones y que permaneció en la web municipal entre junio de 2011 y hace apenas unas semanas. 

El Fuera de Ordenación fue, no obstante, uno de los temas centrales de la campaña electoral que llevó a Carlos Negreira a la alcaldía. Él mismo, en numerosas ocasiones, comprometió su palabra a “salvar” las viviendas e impedir el Fuera de Ordenación, a pesar de ser conocedor de la nueva redacción incorporada al Documento de Alegaciones y enviada a cada vecino o empresa que hubiera alegado –incluido el propio PP-. No obstante, la llegada de Negreira a la alcaldía supuso un largo período de silencio y opacidad al nuevo PGOM. Durante un año nada se supo del mismo y nada se informó ni a grupos políticos ni a vecinos. El pasado mes de agosto, a las puertas de la Semana Grande de las fiestas, el PP llevó el Plan a Aprobación Provisional, en medio de una ceremonia triunfalista, asegurando que tenían el acuerdo completo de la Xunta y todas las Administraciones para aprobarlo.

No fue así. No tardamos en comprobar que ni se habían incorporado todos los informes, ni “la amistad del gobierno amigo” iba a dar para tanto. En plenas fiestas navideñas, el señor Negreira convocó de nuevo un Pleno para repetir el mismo trámite del mes de agosto, la Aprobación Provisional, trayendo –según sus palabras- “prácticamente el mismo documento”. Sin embargo, el “mismo documento” resultó ser completamente diferente: el Dictamen de la Refinería deja en el aire el 65% del suelo urbanizable, la propuesta para Adormideras es una barbaridad, se consolidan cambios en el aprovechamiento en algunos solares determinados y.. reaparece el Fuera de Ordenación. De manera sorprendente, se modifican las Ordenanzas 2 (que afecta a casi el 85% de la ciudad) y 3 y a resultas del cambio en edificios existentes no se pueden hacer obras de nueva planta las de sustitución (caso por ejemplo de un derrumbe o de un incendio) te obligan a aplicar la nueva normativa del  PGOM y las especiales de reconstrucción sólo son posibles en edificios catalogados.

Resumiendo: con la actual redacción si un edificio tiene 7 plantas en una calle en que el nuevo Plan propone 5 y sufre un incendio que obliga a reconstruirlo, habrá de reducir dos plantas y no podrá hacerse tal cual es ahora. Lo mismo sucede si excede el ancho o el fondo. Y a pesar de esta modificación, el Gobierno del señor Negreira se niega a someter el PGOM a una nueva información pública o a enviar a cada alegante –tal y como se hizo hace dos años- el texto de las Ordenanzas, evitando con ello que los vecinos afectados puedan conocer su situación y alegar, en su caso.

Resulta realmente incomprensible que aquellos que alertaron sobre los males que producía el “fuera de alegación” sobre las viviendas, hayan sido incapaces de evitar que buena parte de la ciudad quede en esta situación, pero resulta intolerable en democracia que un alcalde falte a su palabra y, además, niegue a los vecinos la posibilidad de conocer la verdad y defenderse. Quien manda ahora en la casa, señor Negreira?.

*La LOUGA dispone, en su artículo 103, que “los edificios e instalaciones erigidos con anterioridad a la aprobación definitiva del planeamiento urbanístico que resultasen disconformes con el mismo quedarán sometidos al régimen de fuera de ordenación”. Para estos casos, la legislación urbanística, desde 1956, tiene fijado el régimen de fuera de ordenación que, en esencia, consiste en evitar la consolidación de estas situaciones y, a largo plazo, conseguir la desaparición de los edificios disconformes. La actual legislación urbanística permite a los planes, sin embargo, matizar ese régimen en determinados casos y diferenciar así entre situaciones de Fuera de Ordenación absoluta –no se permite obra alguna dada su absoluta incompatibilidad con el Plan-  o parcial – cuando se permiten obras de rehabilitación o mantenimiento

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s