La renuncia de Air Europa a volar desde Alvedro es la crónica de una muerte anunciada

Mar Barcón considera la renuncia de Air Europa la “crónica de una muerte anunciada” y exige a Negreira una respuesta inmediata

La portavoz socialista subraya que el alcalde no se puede conformar con esperar mientras Alvedro “está por los suelos” y que debe buscar nuevas alternativas

El aeropuerto ha retrocedido seis años en el tráfico de pasajeros y hasta catorce años en el de mercancías  

La portavoz socialista Mar Barcón ha calificado la renuncia de Air Europa como la “crónica de una muerte anunciada” y ha exigido al alcalde una respuesta inmediata a la grave crisis de Alvedro, que después de meses en caída libre ahora “está por los suelos”. El segundo anuncio frustrado de Negreira después del ridículo de Turkish Airlines es la última prueba de que el gobierno de Negreira es incapaz de sacar al aeropuerto coruñés de la situación crítica en la que se encuentra.

A pesar de ello, Mar Barcón ha exigido al alcalde que se ponga las pilas, no puede conformarse con esperar, no puede estar satisfecho del interés de Air Europa porque para volar hacen falta aviones, no llega con tener interés. Por eso, le ha reclamado que busque en el mercado alternativas para ocupar el espacio y la demanda que sí tiene Alvedro, porque en caso contrario los próximos meses el aeropuerto puede recibir la puntilla.

La portavoz socialista ha lamentado que una vez más la respuesta a la nefasta gestión de Negreira sea atacar a la oposición, por lo que ha recomendado al alcalde que dedique sus esfuerzos a buscar compañías y conseguir vuelos y menos a criticar a la oposición y a anunciar vuelos que luego no se concretan.

La realidad es que ni plan estratégico como prometió, ni capacidad para captar nuevas compañías (Turkish Airlines le dijo que no y Air Europa igual), y un monopolio de Iberia con tarifas abusivas ante las que el alcalde calla, por no subrayar los incumplimientos de Vueling, que sigue desprogramando vuelos a Londres y Sevilla que pagamos todos los coruñeses por un convenio que no se respeta. Es más, cuando el PSOE lo ha denunciado el alcalde nos ha criticado en vez de exigir a la compañía área el cumplimiento del mismo.

La caída de Alvedro es una prueba más de que Negreira no tiene respuesta ante una ciudad parada, sin pulso comercial y empresarial, y con un gobierno de mayoría absoluta que ha bajado los brazos y que se pone de perfil en vez de buscar soluciones.

El aeropuerto ha perdido un 17% de pasajeros en el último año mientras que la caída en el tráfico de mercancías ha llegado al 22%. Fruto de la crisis y la falta de medidas del alcalde, el aeródromo ha retrocedido seis años en el tráfico de pasajeros y hasta catorce años en el de mercancías.

El Grupo Socialista considera que Negreira debe ponerse las pilas y tomar decisiones urgentes, la primera reclamar a la Xunta financiación directa para vuelos para competir en igualdad de condiciones con Santiago, pues Lavacolla sí recibe financiación autonómica para compañías aéreas que suponen un importante porcentaje del tráfico de pasajeros. Frente a ello, la Xunta financia campañas de publicidad que no tiene repercusión por la falta de vuelos.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s