Negreira permite con su silencio cómplice que Gobierno y Xunta incumpla sus compromisos con las grandes infraestructuras de la ciudad

Negreira permite con su silencio cómplice que Gobierno y Xunta incumplan sus compromisos con grandes infraestructuras de la ciudad

El alcalde calla ante el doble retraso de la Tercera Ronda hasta 2015, tanto en su tramo estatal como en el autonómico, a pesar de que prometió que la vía estaría en 2014

El Grupo Socialista denuncia que Negreira permite que la Intermodal haya desaparecido de la agenda de las grandes infraestructuras y que la ampliación de Alvedro se haya ralentizado

El alcalde con más peso político en la historia de la ciudad y con las mayorías absolutas del PP en todas las administraciones sigue sin actuar

El Grupo Municipal Socialista denuncia que Negreira permite con su silencio cómplice que Gobierno y Xunta incumplan sus compromisos con las grandes infraestructuras de la ciudad. El último ejemplo de esta discriminación se ha producido este fin de semana, cuando la Xunta ha admitido que el tramo autonómico de la Tercera Ronda se retrasa al 2015. La ministra de Fomento ya avisó de que el tramo estatal se retrasaba también a 2015. Así, por tanto, mientras Negreira seguía insistiendo en que la obra estaría lista en 2014, los gobiernos amigos le dicen que no, desnudan sus mentiras y apuntan a que el retraso de la obra llega a 2015.

El concejal socialista José Nogueira ha señalado que Negreira miente, calla y otorga. Lo que antes era urgente cuando estaba en la oposición ahora no parece prioritario para su agenda, dejando en evidencia que renuncia a utilizar su peso político y la mayoría absoluta de todos los gobiernos del Partido Popular.

Esta falta de compromiso con la ciudad y los incumplimientos en los compromisos con las grandes infraestructuras, se extiende a otras obras vitales como es la Estación Intermodal, que directamente ha desaparecido de la agenda. Hace dos años que Negreira tomó posesión como alcalde y en dos años no ha dicho una sola palabra sobre este proyecto paralizado, sin fecha, sin presupuesto y sin proyecto definido.

No son las únicas, pues la pista de Alvedro va a ralentí y Negreira permite con su silencio que no avancen las obras, fundamentales para la recuperación de vuelos y pasajeros.

Por tanto, mientras Negreira sigue gobernando a golpe de fotos y titulares, las grandes infraestructuras de la ciudad siguen padeciendo la discriminación de los gobiernos del PP. El alcalde no tiene justificación para su silencio y menos aún para no ejercer su peso político y no sacar provecho a las mayorías absolutas de los gobiernos amigos del PP en todas las administraciones.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s