Mar Barcón denuncia que Negreira ha puesto en peligro la atención social que se presta en los centros cívicos

Mar Barcón denuncia que Negreira ha puesto en peligro la atención social que se presta desde los centros cívicos

La portavoz socialista publica en su blog, http://www.marbarcon.com.es/, un artículo en el que repasa los recortes sociales del alcalde

La portavoz socialista, Mar Barcón, denuncia la devaluación de los servicios sociales y el ataque de Negreira a las políticas sociales con decisiones que desvirtúan el objetivo para el que se crearon y resta calidad de vida y bienestar a los coruñeses. En un artículo publicado en su blog, http://www.marbarcon.com.es/, analiza cómo Negreira está “desmontando la política social” que tanto costó desarrollar y que tanto hizo por el progreso y la justicia social en A Coruña.

En el artículo, Mar Barcón recuerda el recorte en programas con el talón restaurante, la incorporación del copago a la ayuda a domicilio y otros ataques a la base de los servicios sociales. La portavoz socialista denuncia que la última decisión es la puntilla: eliminar la atención social de los centros cívicos para convertirlos en meros espacios en los que jugar a las cartas.

Artículo íntegro:

Desmontando la política social

Veintiocho años ininterrumpidos de inversión pública permitieron a Coruña contar con una red de servicios y equipamientos sociales, educativos, culturales y cívicos que la situaron en la vanguardia de las políticas de bienestar de toda España. Cuando desde algún ámbito se criticaba que la ciudad no había priorizado la rehabilitación del casco antiguo o se afirmaba que “Oviedo tenía el centro más cuidado” no era mentira. Sencillamente Coruña había dirigido, durante tres décadas, sus inversiones a prioridades diferentes: la educación, la cultura, los museos, las bibliotecas, la atención social, las escuelas deportivas…

Fue una decisión de hondo calado que permitió, con el paso del tiempo, resultados difíciles de igualar. Más de veinte Centros Cívicos, siete Escuelas infantiles, una red de Museos Científicos sin parangón… Hoy casi tres mil personas en la ciudad estudian o se dedican a algún tipo de actividad relacionada con la música clásica, las instalaciones deportivas municipales superan el millón y medio de usuarios anuales, trescientos chavales han estudiado un curso de bachiller en USA becados por su Ayuntamiento, los visitantes de los Museos han batido todos los récords y la cifra de socios de la red de Bibliotecas municipales triplica la de nuestro Depor.

Pero sin duda fue la política social, la red de Centros Cívicos y los más de cien programas de prevención y atención social, los que más contribuyeron a mejorar la calidad de vida de todos los vecinos. Dotados de equipos multidisciplinares, los Centros Cívicos se convirtieron en el corazón de los barrios; lugares de actividad, colaboración, participación, dinamismo, prevención y atención social. En ellos el ocio y la cultura devolvieron la ilusión a generaciones de coruñeses a quienes la postguerra les había robado la niñez, las familias con dificultades encontraron ayuda y la exclusión lo fue menos, conviviendo con la normalidad.

La llegada de la derecha al Gobierno municipal y de Negreira a la alcaldía significó el principio del fin de este modelo de ciudad. Aupados por la crisis y con una falsa austeridad por bandera, el Partido Popular se aprestó a desmontar, sin prisa pero sin pausa, la política social coruñesa. Desde el inicio de la Legislatura, el Gobierno de Carlos Negreira trató de esconder detrás de los convenios con entidades benéficas –Cáritas, Padre Rubinos, Cocina Económica o Renacer- las decisiones que estaban desmontando las políticas públicas de bienestar: recorte del talón-restaurante, cobro de la Atención a Domicilio, reducción del Servicio de Canguros, eliminación del Equipo de Inclusión Social, reducción a mínimos del Equipo de Chabolismo. Y mientras el staff directivo de la Concejalía se incrementaba, se reducían plazas de Trabajo Social y Educación Social.

La última decisión del Gobierno de Negreira no hace más que insistir en este cambio de modelo. Con la disculpa de “reorganizar” los equipos y “mejorar la eficiencia” del servicio, la atención social ha quedado reducida a tres unidades ubicadas en Cuatro Caminos, el Ágora y Monte Alto, eliminando los equipos de atención social de los restantes barrios y convirtiendo los Centros Cívicos en poco más que un lugar donde bailar o jugar a las cartas. En una comparecencia inolvidable, el concejal del ramo insistía en que “se daría mejor servicio y se terminaría con la lista de espera”. Tres mejor que diecisiete; la aritmética conservadora tiene estas cosas…

En realidad, la explicación del concejal se ajustaba perfectamente a la hoja de ruta que la derecha coruñesa sigue  desde que llegó en todos los ámbitos municipales, y también en el social. La reducción de los equipos de atención social, la centralización en tres centros y la obligación que tendrán las Trabajadoras sociales de atender a 15 usuarios diarios convierten a los equipos sociales en meras unidades administrativas que tramitan expedientes, a los ciudadanos en números y a la política social en un recuerdo del pasado.

Lo peor no es el desmantelamiento de los equipos profesionales, ni siquiera el desaprovechar una red de Centros Cívicos que envidiaba media España, lo peor es que esta decisión se toma cuando más necesario es el trabajo social, cuando la crisis provoca mayor porcentaje de personas en riesgo de exclusión, cuando el desempleo obliga a tomar medidas excepcionales para prevenir situaciones extremas en miles de familias coruñesas y cuando la pobreza “vergonzante” exige afinar en el diagnóstico y la prevención social, un trabajo que sólo se puede hacer por equipos profesionales, desde la proximidad y el conocimiento del barrio y del vecindario. Hace unas semanas, en una reunión del programa Reiniciar Coruña, una vecina nos decía “este inverno houbo moita xente con problemas para sair adiante; no meu edificio había alguns veciños que non encendían a luz… non podían pagala.. díxenllo á traballadora social do Centro e axudoulles”. Eso es lo que está en peligro.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s