Incumplimientos Negreira: nada queda de las glorietas semaforizadas prometidas a los Mallos

propuestaslosmallos-110510101813-phpapp01Los incumplimientos de Negreira: los vecinos de los Mallos siguen esperando por los proyectos anunciados por el Partido Popular 

El alcalde del PP se olvida de sus glorietas semaforizadas y la onda verde para mejorar el tráfico en el barrio

Nada se sabe de su compromiso para construir nuevos aparcamientos subterráneos o la reordenación de las plazas de Monforte y San Pedro de Mezonzo

Carlos Negreira reincide en el incumplimiento de la cobertura de los espacios públicos y en la construcción de una nueva escuela infantil, anunciada pocas horas antes de las últimas elecciones municipales

Carlos Negreira sigue desarrollando su política de incumplimientos y de total abandono de los barrios, con una gestión que ha dado totalmente la espalda a los coruñeses y que se sustenta en una realidad virtual que se contrapone con su reiterada falta de compromiso para cumplir sus proyectos y su programa electoral.

Otro claro ejemplo del abandono al que está sometiendo Carlos Negreira a los barrios es su falta de respuesta con los Mallos, donde vuelve a demostrar que sus anuncios electorales no eran más que un mero ejemplo de oportunismo y de demagogia. El dirigente del Partido Popular se sigue poniendo en evidencia con sus mentiras, por mucho que pretenda que los coruñeses no tengan en su memoria sus promesas con la ciudad.

Han pasado ya casi dos años y medio desde las elecciones y en los Mallos no se sabe nada de su alcalde. Prometió una escuela infantil próxima al centro cívico y su promesa ha quedado en papel mojado. Prometió la retirada de los cables eléctricos colgados en la fachada, la reordenación del tráfico en la ronda de Outeiro, con la construcción de glorietas semaforizadas, la implantación de nuevas plazas de aparcamiento en superficie en la avenida de Arteixo, la construcción de un aparcamiento subterráneo en Marqués de Figueroa, la instalación de cubiertas en la plaza de San Cristóbal, en la plaza de San Pedro de Mezonzo y en la plaza Padre José Rubinos. Hoy no se sabe nada de eso y Carlos Negreira intenta que los vecinos se olviden de sus promesas para tratar de enmascarar sus incumplimientos.

El Partido Popular se cansó de prometer hace dos años en los Mallos. Y ahora se cansa de incumplir. Nada se sabe de sus promesas para ampliar las líneas de buses para el barrio con la ampliación de la flota con “tipología minibús eléctrico”, tal y como proclamaba; la instalación de marquesinas en todas las paradas, con postes de información digital. Y los vecinos siguen esperando el área de juegos infantiles cubierta en San Pedro de Mezonzo, con su área biosaludable y nuevo mobiliario urbano, la reordenación y reurbanización de la plaza de Monforte o la mejora del parque de Vioño, con nuevas zonas de juegos infantiles, área canina, área biosaludable y nuevo mobiliario urbano.

Y en lo que fue una auténtica carrera de promesas, Carlos Negreira anunció hace dos años y medio un merendero y la ampliación del parque de A Sardiñeira (obviamente con juegos infantiles cubiertos), la urbanización del entorno del centro cívico, la creación de un itinerario peatonal de la ronda de Outeiro en el entorno de la calle Puerto Rico con el emplazamiento de nuevos juegos infantiles.

Pero el catálogo de promesas, y consecuentemente de incumplimientos, anunciada por el Partido Popular para los Mallos no acaba ahí: mejora del estado del parque de viviendas, canalización de bajantes de pluviales, mejora del alumbrado público, plan de dinamización y de inversiones para el comercio local, retirada de cables colgados en las fachadas, control de solares libres sin mantenimiento o con construcciones en estado ruinoso, incremento de contenedores y soterramiento de los mismos, construcción de rampas mecánicas para solventar desniveles, etc., etc., hasta un total de alrededor de 70 proyectos que han caído en el olvido en su práctica totalidad.

Ha llegado ya el momento en el que Carlos Negreira comience a rendir cuentas y explique a los vecinos de los Mallos y a los coruñeses su nefasta gestión, sus olvidos y sus incumplimientos, porque A Coruña ha perdido dos años y medio, un tiempo que sólo parece que se ha traducido en el soterramiento de más de 56 millones de euros en la Marina.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s