Incumplimientos Negreira: los vecinos de Cuatro Caminos esperan todavía la escuela infantil y la renovación de Blanco rajoy, Alcalde Marchesi y Puga y Parga

propuestasppcuatrocaminosabril-110419114536-phpapp01Los incumplimientos de Negreira: los vecinos de Cuatro Caminos nada saben de las reformas de calles como Blanco Rajoy, Alcalde Marchesi y Alcalde Puga y Parga

El alcalde del PP se olvida de sus glorietas semaforizadas en Fernández Latorre, Ramón y Cajal y Avenida del Ejército

La construcción de una nueva escuela infantil y la reforma del centro cívico quedan también en el olvido

Carlos Negreira reincide en el incumplimiento de la cobertura de los espacios públicos para potenciar el comercio local, la creación de nuevas zonas verdes y de un nuevo acceso peatonal a la estación de autobuses, medidas todas anunciadas días antes de las últimas elecciones municipales

Los incumplimientos de Carlos Negreira siguen creciendo exponencialmente conforme avanza el mandato de la misma manera que sigue creciendo su total abandono de los barrios, a los que definitivamente ha dado la espalda. El alcalde del Partido Popular se ha alejado de los vecinos, mantiene una política virtual desarrollada desde su despacho del Ayuntamiento y es incapaz de dar respuesta a las cada vez más constantes demandas de los coruñeses.

La realización de cientos y cientos de promesas durante las últimas elecciones ha dado paso a una consecuencia lógica al cabo de los años: cientos y cientos de incumplimientos con los coruñeses. Al PP no le importan los barrios, ha alcanzado el poder municipal y su única preocupación es tratar de perpetuarse en este poder, con una política virtual que pretende hacer olvidar sus promesas y compromisos, todo ello aderezado con obras en la mayoría de los casos ya previstas con anterioridad, como las reformas de San Andrés y del paseo marítimo, aunque ello no le impide volver a hacer obras en el paseo marítimo y enterrar decenas de millones de euros en estudios técnicos o un aparcamiento en la Marina, dejando claro cuales son sus prioridades.

El listado de incumplimientos es interminable, en los Mallos, Rosales, Adormideras y en todos los barrios. En Cuatro Caminos los vecinos siguen sin tener noticias de las promesas electorales de Carlos Negreira: reformas de los jardines en la calle Pérez Ardá frente a la estación de autobuses, con nuevas áreas infantiles; reforma de la plaza de Cuatro Caminos, reforma de la plaza del Tebeo, reforma de los jardines de Alcalde Puga y Parga; reforma y adecuación de los jardines en la calle Caballeros, frente a la estación de autobuses.

Nada se sabe tampoco de la nueva mediana de Ramón Cajal que sirva de isleta de parada en los pasos de peatones a la altura de Pastor Díaz, y mucho menos de las glorietas semaforizadas en Fernández Latorre y avenida del Ejército en su confluencia con Ramón y Cajal. Como tampoco se tiene noticias de su plan de repavimentación de aceras, ordenación de bahías de buses con marquesinas para todas las paradas y la ordenación de la línea de aparcamiento de forma que no limite la visibilidad de los cruces. Y Ramón y Cajal sigue a la espera de la instalación de pasos de peatones a la misma altura de la acera para favorecer a los peatones y disminuir la velocidad de los vehículos.

Pero la relación de promesas es todavía mucho más larga en la zona de Cuatro Caminos, con anuncios electorales como la humanización de las calles Benito Blanco Rajoy, Alcalde Marchesi y Alcalde Puga y Parga, con la reforma de sus aceras, permitiendo el aparcamiento y el tráfico solo a los residentes y para carga y descarga. Todo ello aderezado con otra de las promesas preferidas de Carlos Negreira: la instalación de cubiertas, en este caso adosadas a los edificios para así potenciar el comercio local.

Y en esa larga lista de anuncios y promesas que han caído en el olvido no faltan tampoco otros “clásicos” de Carlos Negreira: una escuela infantil, el soterramiento de los tendidos eléctricos aéreos, la renovación de contenedores, la mejora del alumbrado, la mejora integral de la red de alcantarillado y la conexión con las bajantes de aguas pluviales, junto con iniciativas específicas para el barrio que se han quedado en nada: un nuevo acceso peatonal a la estación de autobuses desde Pérez Ardá, la instalación de escaleras mecánicas, pasarelas peatonales y ascensores en la estación; el acondicionamiento de un aparcamiento en la calle Caballeros, la creación de ascensores en los párkings públicos y  la renovación del centro cívico.

Por todo ello, desde el grupo municipal se insiste en que ha llegado ya el momento en el que Carlos Negreira rinda cuentas y asume sus responsabilidades por su nula gestión y sus constantes incumplimientos con los coruñeses.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s