Negreira rechaza las propuestas del PSOE para crear empleo con los presupuestos y bonificaciones fiscales

Negreira rechaza las propuestas del PSOE para generar empleo en 2014 con el presupuesto y nuevas bonificaciones fiscales

Mar Barcón lamenta que el alcalde del PP vote en contra del Plan de Rescate Social para ayudar a las familias en riesgo de exclusión social y con todos sus miembros en paro

El alcalde del PP ha dilapidado cien mil millones de pesetas en dos años y medio, porque la ciudad sigue sin proyecto y sin soluciones para la crisis

Es el presupuesto de los sacrificios, una oportunidad perdida: más paro, más impuestos, más deuda, más fiestas, menos inversión y menos servicios sociales

Mar Barcón ha lamentado que Negreira rechace las propuestas de los socialistas para crear empleo con los presupuestos de 2014 y con nuevas bonificaciones fiscales. En este sentido ha considerado una oportunidad perdida que el alcalde del PP no tenga en cuenta los presupuestos alternativos presentados por el PSOE, con un completo paquete de medidas para garantizar el apoyo a los comerciantes, hosteleros y autónomos.

Así, Negreira ha dicho no a la propuesta del PSOE, incluida en los presupuestos y en las ordenanzas fiscales, para desarrollar un plan de relevo generacional en el comercio y en la hostelería; un plan de créditos para ambos sectores, así como para los emprendedores que quieren abrir una empresa o garantizar la continuidad de la misma. Estas iniciativas, surgidas de reuniones con hosteleros, comerciantes y emprendedores, han sido rechazadas por Negreira.

De la misma manera, el alcalde del PP ha rechazado apoyar un completo paquete de bonificaciones fiscales para favorecer la creación de empleo con rebajas impositivas a las personas que abran un negocio en 2014, por ejemplo. Asimismo, Negreira ha rechazado un Plan de Rescate Social que persigue ayudar a las familias en riesgo de exclusión y con todos sus miembros en paro.

Por todo ello, Mar Barcón ha denunciado que el presupuesto de Negreira es una “oportunidad perdida” para la ciudad, con menos soluciones para los problemas reales de la ciudad y más sacrificios para los coruñeses. El alcalde del PP ha dispuesto en estos dos años y medio de mandato de un total de 648,2 millones de euros y sin embargo A Coruña está peor que antes: una ciudad parada, sin actividad económica y sin rumbo definido.

Los últimos presupuestos que ejecutará Negreira adolecen de los mismos males que los anteriores: sigue sin vislumbrarse un proyecto, no hay una idea de ciudad, y lo que es peor, no hay futuro. Asimismo, con Negreira los impuestos no se han congelado y que lo único que ha congelado han sido sus promesas: Nada sabemos del plan estratégico de empleo; ni del plan especial de comercio y hostelería; en los barrios no encontramos los centros de día, escuelas infantiles y demás infraestructuras que prometió durante la campaña electoral. Y por supuesto, no sabemos nada de su compromiso para rebajar cuatro puntos los impuestos. Es la tercera oportunidad que tiene de cumplir su promesa de bajar los impuestos; son sus terceras ordenanzas fiscales, y por tercer año tenemos que decirle que se trata de una oportunidad perdida.

Negreira y Rajoy han subido los impuestos más de 40 veces en los dos años que llevan gobernando de la mano: han subido el IBI, el IVA. el IAE, la Plusvalía, el agua, la luz, el gas, el IRPF, las tarifas de los polideportivos, las tarifas de las escuelas infantiles y el billete del bus. La lista es casi interminable. Los coruñeses pagan más por peores servicios. Negreira es el alcalde del copago, el que aplaude la reforma laboral, el recorte de las pensiones y el copago sanitario. Prometió menos paro y menos impuestos, pero superado el ecuador del mandato tenemos todo lo contrario: más paro y más impuestos.

Congelar los impuestos no es crear 17 nuevas tarifas que incorpora en las ordenanzas fiscales. Pagar 30 euros por una copia de atestado de accidente de tráfico, sea en papel o por correo, no es congelar impuestos; ni pagar 150 euros por una exhumación o 20 euros por una reducción de restos mortales en los cementerios municipales; pagar 300 euros por verter en la red municipal no es congelar impuestos, ni pagar entre 30 y 100 euros por recuperar mercancía decomisada; ni cobrar 3 euros por una tarjeta de aparcamiento para discapacitados; ni entre 2 y 300 euros por uso de instalaciones deportivas. Estas ordenanzas fiscales son lo contrario de lo que necesita la ciudad porque no ayudan a las familias y no incentivan la creación de empleo.

Mar Barcón ha resumido la gestión de Negreira en más impuestos, más deuda y más fiestas, pero menos inversión, menos empleo y menos servicios sociales:

-Más impuestos. En el último presupuesto del anterior gobierno socialista se recaudaron 85,6 millones de euros en impuestos directos; la previsión de Negreira para 2014 es recaudar 96,5. Es decir, el alcalde del PP que presume de congelación de impuestos recauda 11 millones más a costa del bolsillo de los coruñeses. Es decir, los coruñeses pagan un 11,5% más que en el último año de gobierno socialista. En dos años y medio, Negreira ha recaudado 20 millones más en impuestos directos y tasas.

-Más deuda. Negreira prometió austeridad, pero en dos años y medio de gobierno ha pedido a los bancos cinco préstamos, que suman 53 millones de euros, la friolera de 9.000 millones de las antiguas pesetas. Es decir, Negreira endeuda más a los coruñeses al mismo tiempo que les exige más sacrificios con más impuestos.

-Más fiestas. Las partidas de gasto que más han crecido en el mandato de Negreira es la de fiestas. En 2012 aprobó 4,3 millones de euros, que pronto incremento en diferentes modificativos. En 2013 aprobó 4,6 millones de euros, pero en los dos modificativos (el segundo va a pleno el lunes) suplemento el gasto en 1,2 millones. Es decir, este año se habrá gastado 5,8 millones de euros en fiestas, lo que supone un incremento del 20% (mil millones de pesetas). Para 2014 anuncia un gasto en fiestas de 5 millones, pero seguro que aumentará con los modificativos. Esto supone que Negreira se gasta cada hora 684 euros en fiestas.

-Menos inversión. La inversión real ha caído en los últimos años. Si en este año la inversión real era de 32,5 millones, la inversión real para 2014 baja a 29,8 millones de euros, es decir, cae un 8,27%. Cuando más dura es la crisis, cuando más actividad económica hace falta y a pesar de los préstamos que pide Negreira, la inversión en la ciudad cae un 8,27%.

-Menos empleo y menos comercio. A pesar de que el paro ha crecido en la ciudad y el mandato de Negreira acumula ya más de 3.200 parados, el alcalde del PP no reacciona y sigue repitiendo partidas y repartiendo migajas.  En su mandato se han perdido 5.000 afiliaciones a la Seguridad Social.

En comercio la situación resulta más dramática. Cada año cierran una media de 900 negocios en la ciudad y a pesar de ello Negreira repite la partida dedicada a apoyo al comercio. En su primer año completo de mandato, 2012, se destruyeron 2.400 empresas en la ciudad.

-Menos servicios sociales. No hay blindaje social, lo que sí hay es recortes de servicios públicos y de servicios sociales. Negreira seguirá cobrando el copago. Y ha dejado los centros cívicos como centros de ocio.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s