El PSOE denuncia que la pinza de Rajoy y Feijóo estrangula Alvedro con el permiso del alcalde del PP

El PSOE denuncia que la pinza de Rajoy y Feijóo estrangula Alvedro con el permiso del alcalde del PP

Pedro Armas subraya el ataque de los populares al aeropuerto coruñés: “Dice que el AVE reducirá un 40% el número de pasajeros y al mismo tiempo exige que Alvedro se especialice en vuelos nacionales

Recuerda que Alvedro perdió 400.000 pasajeros en los dos primeros años de Negreira y ahora está recuperándose

El vicesecretario general del PSOE, Pedro Armas, ha denunciado hoy la pinza que Rajoy y Feijóo han formado para estrangular Alvedro con el silencio cómplice del alcalde del PP. Los socialistas coruñeses se han reunido con el Comité de Empresa de AENA Alvedro para tener información de primera mano sobre los problemas por los que atraviesa el aeropuerto.   Los profesionales manifiestan que por parte del gobierno de Rajoy hay intención de privatizar el 60% de AENA y por parte del gobierno de Feijóo hay intención de potenciar sólo el aeropuerto de Santiago. Con esa pinza el que sale perdiendo es Alvedro.

Mientras tanto, como señala Pedro Armas, “el alcalde mira al cielo y ve pasar los aviones hacia Lavacolla”. Los profesionales denuncian que ya en su momento se llevaron de A Coruña a Santiago el vuelo de Turkish Airlines, con la excusa de que el tamaño de pista de Alvedro era insuficiente para operar con un avión mayor, pero actualmente ese vuelo Santiago-Estambul se está haciendo desde Lavacolla con el mismo aparato. Esta conexión con Asia es básica para las empresas multinacionales del área metropolitana coruñesa (Inditex, Estrella de Galicia…).

Los profesionales advierten sobre la curiosa situación que se da en los vuelos de primera hora de la mañana. El vuelo desde Alvedro ha salido siempre con un alto grado de ocupación, lo que demuestra una fuerte demanda de viajeros por negocios o motivos laborales. El de Lavacolla, a pesar de hacerse con un avión pequeño, hubo que suprimirlo por falta de demanda. Presiones políticas llevan a que ese vuelo se reponga desde el próximo mes. Los socialistas se plantean varias preguntas: ¿Pretenden acaso competir con el de A Coruña? ¿No quedamos en que Santiago se especializaba en vuelos internacionales? ¿No quedamos en que sólo se subvencionaban vuelos rentables?

Pedro Armas recuerda como Feijóo hace chantaje a los responsables y profesionales de Alvedro y establece una relación entre la especialización de los aeropuertos y la llegada del AVE.  Según Feijóo, la llegada del AVE a Coruña reducirá en un 40% el número de pasajeros de Alvedro. Se supone que se refiere a pasajeros nacionales. Siendo así, ¿para qué exige que Alvedro se especialice en vuelos nacionales?, se pregunta el vicesecretario general. Según Pedro Armas, “Feijóo propone que Alvedro se transforme en un aeropuerto doméstico, durante un tiempo, y acabe transformado en un desierto de cemento en unos años. Feijóo diagnostica la agonía de Alvedro y espera no certificar su muerte, porque probablemente para entonces ya no sea presidente de la Xunta”.

Señalan los socialistas que, aunque en los últimos meses el número de usuarios ha aumentado, de lo cual obviamente se alegran, Alvedro perdió 400.000 viajeros en dos años por la dejadez y la desidia de Negreira. Negreira se pasó dos años diciendo que no tenía competencias sobre el aeropuerto. Luego rectificó y propuso convenios con las compañías para mantener ciertos vuelos en Alvedro, mientras la Xunta subvencionaba a Ryanair en Lavacolla.  Ahora se queda tan tranquilo cuando se llevan el vuelo de Ámsterdam a Santiago, con el argumento de que Lavacolla debe tener el monopolio de las rutas internacionales, porque ha de ser el aeropuerto para los tráficos turísticos. Para Pedro Armas, “Negreira, que tanto habla de la herencia recibida, recibió una herencia de más de un millón de viajeros anuales en Alvedro y perdió doscientos mil cada año por negligencia y vagancia”. Negreira se gasta el dinero de los coruñeses para promocionar a última hora el aeropuerto, lo cual es positivo, pero ni rechista cuando sus amigos de la Xunta se llevan vuelos para Santiago y planifican el final de Alvedro. Mientras Negreira no ejerce de alcalde de A Coruña, sino de disciplinado dirigente del PP, los coruñeses pagan con sus impuestos los dos aeropuertos. Avisa Armas: “A ver si ahora, cuando vamos a tener un puerto de primera, vamos a tener un aeropuerto de tercera, porque le interese a Feijóo y a Negreira no le importe”.

Los socialistas siempre hemos creído en Alvedro, pero no por una cuestión de localismo, sino porque somos conscientes de que en la actualidad no se vuela a regiones o países, se vuela a ciudades, a áreas metropolitanas con dinamismo económico. La ciudad que no tiene un aeropuerto operativo pierde fuerza competitiva, sobre todo si está en la periferia de la periferia. Alvedro tanto es un aeropuerto para turistas como para empresarios o trabajadores. Es un aeropuerto vital para el área metropolitana. Por eso, los profesionales y los empresarios se movieron a la hora de pedir ayudas a las compañías. Por eso, los socialistas vamos a presentar una moción en defensa de Alvedro en el próximo pleno municipal, en la que no sólo van a pedir el respaldo de todos los grupos políticos, sino la implicación de todos los sectores de la ciudad.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s