El PSOE garantiza que la fusión de A Coruña y Arteixo favorecería el desarrollo de un puerto inteligente en Punta Langosteira

Pedro Armas-ruedaEl PSOE garantiza que la fusión de A Coruña y Arteixo favorecería el desarrollo de un puerto inteligente

 

Pedro Armas recomienda a Negreira que se deje de laconadas y haga política con mayúsculas cuando hable del puerto exterior

 

Propone aplicar la Smart City a la dársena de Punta Langosteira en vez de hablar por hablar como hacen los alcaldes del PP

 

 

A Coruña, 18 de marzo de 2014

 

La tradicional laconada anual del PP en Pastoriza fue el foro que eligieron los alcaldes de A Coruña y Arteixo para hablar del puerto exterior. Tras la laconada, “Negreira abogó por superar fronteras y trabajar con Arteixo para impulsar el puerto exterior”. Pedro Armas, vicesecretario general de los Socialistas Coruñeses, critica la frivolidad con la que los dirigentes del PP hacen política ficción sobre asuntos básicos para el futuro del área metropolitana, como el puerto exterior o la fusión A Coruña-Arteixo. Recuerda Armas que, cuando se decidía la inversión multimillonaria y se afrontaba la obra del puerto exterior, siendo ministro de Fomento Pepe Blanco y director de Puertos del Estado Fernando González Laxe, Carlos Negreira era el apocalíptico, el que cuestionaba la finalización de la obra.

El paso de Negreira por Portos de Galicia no le sirvió demasiado para aprender sobre grandes puertos. Señala Armas que “a Negreira esto de un puerto exterior siempre le vino grande”. El vicesecretario de los socialistas criticó las exageraciones sobre el papel del puerto exterior y la Smart City como referentes de la Europa occidental, antes de señalar que los socialistas apuestan por el puerto exterior, apuestan por la ciudad inteligente, apuestan por la fusión Coruña-Arteixo y apuestan por la combinación de estas apuestas, pero con propuestas serias.

Según Pedro Armas, en el mundo está todo inventado. Existen ciudades inteligentes y existen puertos inteligentes. Lo absurdo es utilizar el concepto de Smart City sólo para marketing y no para la economía productiva. En la ciudad inteligente es imprescindible la suma del sector industrial y de servicios; no basta con actividades de administración y consultoría a partir de dotaciones tecnológicas; no basta con la gestión de la información y la comunicación; no basta con sensores para el riego de jardines o aplicaciones para aparcamientos inteligentes. Armas pone como ejemplo a Busan (Corea del Sur), una ciudad inteligente con un puerto inteligente, una ciudad con TICs en toda su infraestructura urbana (transporte, salud, industria, turismo de convenciones…), una autopista de la información para organizaciones empresariales, múltiples zonas con WI-FI gratuito, una plataforma on-line para promoción de las empresas locales en el exterior, una plataforma de desarrollo de aplicaciones con servicios de asesoría sin costos para emprendedores locales, etc. etc. Pero, además, Busan cuenta con U-Port, con un puerto inteligente.

Pedro Armas repasó las características de un puerto inteligente. Un puerto inteligente necesita un sistema de identificación por radiofrecuencia (RFID), que es un sistema de almacenamiento y recuperación de datos remotos que usa dispositivos como etiquetas, tarjetas o tags para identificar por ejemplo el contenido de un contenedor mediante ondas de radio sin que emisor y receptor estén a la vista. Un puerto inteligente necesita redes de sensores ubicuos (USN) para la automatización de sus actividades. Un puerto inteligente necesita un servicio de localización en tiempo real (RTLS) para el seguimiento, control e inventario de los contenedores y las cargas. Con esta tecnología inteligente el puerto es más competitivo en cuanto a costes de operación y aumenta la productividad, porque reduce el tiempo de procesamiento y reduce los costes logísticos. Advierte Pedro Armas que, cuando Negreira habla de los millones de fondos europeos FEDER que ha captado la Smart City, cuando dos años después de su captación sólo se han invertido en la licitación de proyectos menores, que llevan un evidente retraso (administración electrónica, riego inteligente, agenda de eventos), en nada se parece a la inversión de las auténticas ciudades inteligentes en tecnología para la actividad productiva, por ejemplo portuaria.

Por otra parte, si se afrontase la lógica fusión Coruña-Arteixo, que proponen los socialistas, este tipo de inversiones inteligentes en el puerto exterior no resultarían inviables como son ahora, debido a las trabas derivadas de la división administrativa. Si A Coruña y Arteixo fuesen un solo municipio, la corporación podría decidir sobre la conveniencia de colaborar en la mejora tecnológica de su puerto exterior, aplicando fondos de la Smart City. “La fusión permitiría disponer de un puerto inteligente”. Señaló Armas que para convertirse en un “hub”, en un puerto estratégico, en un punto de distribución de mercancías, no basta con que se reúnan dos alcaldes a comer lacón. Para poner hoy a un puerto en el mapa no basta con hacer un dique y una explanada. Ni siquiera basta con que se trasladen a él importantes empresas dedicadas al tráfico de graneles sólidos (cereales, carbón…) o líquidos (petróleo). Hace falta que sea un puerto de gran calado, pero que tenga muelles donde puedan atracar simultáneamente mercantes de 400 metros o más, esos que van cargados de contenedores. Hace falta que sea un puerto inteligente; que disponga de terminales especializadas en contenedores; que disponga de grúas de puerto automatizadas, grúas pórtico, grúas apiladoras de alcance; que disponga de manejo de carga refrigerada, de control de riesgos, de plataforma logística centralizada, de sistema de manejo de residuos… en definitiva, de todo el equipamiento que facilite las operaciones portuarias. Sólo así las grandes navieras que dominan el tráfico mercante internacional se van a interesar por un puerto (Maersk, APL, PSA…).

Concluyó el vicesecretario general apuntando que no serán los socialistas los que critiquen las obras de ampliación de Langosteira o el traslado de empresas allí. Esperan que en un par de años estén ya finalizados el dique, el contradique y las 250 hectáreas de explanadas; que sigan adelante las conexiones por carretera y ferrocarril; que se traslade sin problemas la refinería Repsol; que se instale Pemex; que se instale TMGA (principal estibadora del puerto) y que se instalen otras empresas. Pero, para ello, advirtió Pedro Armas, es conveniente que la Autoridad Portuaria deje de hacer política y haga puerto; y es conveniente que Negreira cambie el lacón por el pescado, y de verdad se entere de lo importante que es el puerto exterior. “Un puerto inteligente necesita una ciudad inteligente y una ciudad inteligente necesita un alcalde inteligente”. Los socialistas mientras tanto van a continuar trabajando en su documentada propuesta de fusión A Coruña-Arteixo, dentro de la cual el puerto exterior es una pieza básica.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s