El Observatorio de Igualdad del PSOE constata que la reforma laboral agrava el paro femenino en la ciudad

El Observatorio de Igualdad del PSOE constata que la reforma laboral agrava el paro femenino en la ciudad

La crisis acentúa el retorno de las mujeres a las tareas domésticas y al cuidado de los mayores

La Agrupación Socialista llama la atención sobre la necesidad de incrementar los medios en la lucha contra la violencia de género

El Observatorio de Igualdad puesto en marcha por el PSOE hace apenas un año constata en su primer informe que la reforma laboral ha agravado el paro femenino en la ciudad. Según las conclusiones de dicho documento, como resultado de la última reforma laboral, el desempleo femenino se ha incrementado por la implantación, también en este ámbito, de medidas neoliberales que desarrollan el concepto de que el trabajo de la mujer es un complemento de los recursos del hogar, fomentando su retorno a casa durante el período de paro para hacerse con el cuidado de la prole y las personas dependientes a tiempo total.

Asimismo, según explica la coordinadora del Observatorio, Olga Patiño, el fortalecimiento de los poderes empresariales impide el ejercicio de los derechos de conciliación de la vida laboral, personal y familiar, y perpetúa (a la vez que recrudece) el falso enfoque de que la conciliación familiar/laboral es tarea femenina y a nosotras compete. Hemos palpado la desigualdad en el acceso al trabajo, en la desmotivación para el ejercicio de la conciliación familiar/laboral por los hombres, en el desequilibrio de género en los órganos de dirección de empresas y otras entidades (judicatura, universidad, sindicatos, Academias, etc.).

Dentro de las conclusiones del informe, se llama la atención sobre la necesidad de incrementar los medios en la lucha contra la violencia de género. Una sociedad justa debe luchar con todos sus medios para erradicar de su seno toda violencia de género, dotándose de los recursos económicos y humanos necesarios para ejercer el amparo de la mujer maltratada y de sus hijas e hijos, creando una red consolidada de servicios de información, asesoramiento, acompañamiento y acogida para ellas y su prole, y en especial servicios de atención psicológica tendentes a que logren su empoderamiento personal y minimicen las recaídas y retornos de estas mujeres maltratadas con sus maltratadores.

Consideramos, señala Olga Patiño, que en materia de salud es preciso incorporar la perspectiva de género en la totalidad de los procesos asistenciales, garantizar la atención ginecológica a lo largo de toda la vida de la mujer, la prevención del cáncer de mama y útero, la posibilidad de ejercer su derecho a una interrupción voluntaria de embarazo o de una reproducción asistida, e incorporar los anticonceptivos de última generación a la cartera de servicios comunes del Sistema Nacional de Salud.

Respecto a la educación, según se desprende del informe, es necesaria la dotación de servicios educativos públicos, universales y gratuitos (incluyendo el material escolar) hasta los 16 años incluyendo edades tempranas (desde 0 a 3 años), bajo el concepto de coeducación. Actualmente, existiendo conciertos educativos con colegios confesionales de la Iglesia Católica, deberá tenerse especial cuidado y seguimiento de éstos para que en ellos no se menoscaben los derechos civiles de los cuales se ha dotado la sociedad democrática española, desligando en las aulas las premisas morales que esta religión establece para sus practicantes de los derechos democráticos: divorcio, IVE, matrimonio entre personas del mismo sexo, etc.

Integración

En cuanto a la integración, las discapacitadas (físicas o psíquicas) son mujeres y por ello deben gozar de iguales derechos (educación, trabajo, independencia para decidir por sí mismas, a tener vida sexual activa, y familiar, a la libre movilidad y acceso en cualquier punto de las ciudades) que cualquiera de sus conciudadanos, si bien es cierto que para alcanzar estos derechos al mismo nivel, dado la situación actual en la cual nos encontramos, será preciso reforzar políticas de apoyo y ayudas que garanticen sus derechos y el pleno desarrollo de su vida.

De igual forma será el tratamiento a adoptar en cuestiones de inmigración, poniendo en valor la profunda riqueza que las trabajadoras de otros países pueden aportar al sistema laboral de nuestra nación, así como la garantía de integración social que dicha incorporación supone para la sociedad española, promoviendo también el  empoderamiento de estas mujeres y mostrándoles pautas de conducta en igualdad no conocidas por ellas en sus países de origen.

Inicios

Olga Patiño recuerda que hace algo menos de un año comenzaba su andadura el Observatorio de Igualdad de la Agrupación Socialista, un espacio creado para visibilizar la presencia y el papel de la mujer en los distintos ámbitos sociales, un espacio pensado para la reivindicación y la defensa de los derechos que nace de la premisa de que la igualdad de género no es asunto exclusivo de las mujeres, sino que por el contrario, incumbe también directamente a los hombres en nuestro camino hacia la democracia real y la justicia. Hemos constatado que si a lo largo de estas últimas décadas los avances han sido muchos, continúan siendo también muchas las resistencias y los retos pendientes; particularmente en un momento en el que, con un gobierno claramente conservador, rebrotan visiones de una sociedad organizada en torno a criterios patriarcales que dificultan la incorporación de las mujeres a la vida pública, anulan su derecho a tomar decisiones sobre su cuerpo y su maternidad, propician el retorno de ésta al ámbito del hogar ocupando las funciones de cuidadora de menores y dependientes.

Planteamos que para evitar estos retrocesos es necesario un compromiso pro-activo en la defensa de las posiciones conseguidas en materia de igualdad, como seña de identidad de un modelo de bienestar social y crecimiento económico construido por y para las personas, sin el cual no es posible una sociedad justa y equilibrada; al contrario, la quiebra de derechos, el avance en desigualdades e injusticias, el empobrecimiento de los proyectos vitales de la ciudadanía avanzará de forma exponencial, destruyendo todo el esfuerzo realizado a lo largo tantos años de luchas, quebrando tantos anhelos e ilusiones.

Hasta la fecha, hemos sido capaces de dotar a la sociedad de marcos legislativos en favor de las premisas de igualdad entre los seres humanos: “Ley para la igualdad efectiva entre mujeres y hombres”, “Ley  sobre salud sexual y reproductiva” “Ley sobre el matrimonio entre personas del mismo sexo”, ….. poseemos herramientas legales que permiten la consecución de la igualdad de la ciudadanía tanto en el mundo laboral, personal, sanitario, familiar, social, etc. Aún así, los avances reales en este sentido son todavía escasos y, para mayor frustración, estos logros se encuentran a día de hoy en altísimo riesgo a causa de las políticas neoliberales que laminan los derechos de las mujeres, e intentan disponer de su cuerpo y de su vida.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s