El PSOE reclama a Negreira medidas ante el nuevo recorte de vuelos en Alvedro: menos enlaces con Madrid y Barcelona

El PSOE reclama a Negreira medidas ante el anuncio de un nuevo recorte de vuelos en el aeropuerto de Alvedro  

El Grupo Socialista lamenta la pérdida de frecuencias con Madrid y Barcelona, que se suman a otras reducciones sufridas en los últimos meses, y exige que se haga valer los convenios y el dinero que pagan los coruñeses

El PSOE pide al alcalde del PP que cambie la dinámica: el aeropuerto coruñés no tuvo la financiación autonómica prometida ni el año pasado ni este; sin embargo, Santiago mantuvo las ayudas de la Xunta para la compañía irlandesa, con la que contará también para la nueva temporada, y se ha llevado la ruta de Ámsterdam que tenía A Coruña

El PSOE recuerda al alcalde del PP que sus dos años de gobierno coinciden con los peores de Alvedro desde 2004

El PSOE ha reclamado a Negreira que tome medidas ante el último anuncio de nuevos recortes de vuelos en Alvedro, pues para la temporada de invierno A Coruña perderá una conexión con Barcelona, que apenas ha durado unos meses, y una conexión diaria con Madrid de lunes a jueves, lo que supone pasar de seis a cinco diarias.

Esta reducción de vuelos sigue la línea de los últimos meses, en los que también se perdió Ámsterdam, en beneficio de Lavacolla, y se suma a la falta de compromiso de la Xunta con Alvedro y las pocas garantías del gobierno de Negreira para fortalecer el aeropuerto coruñés frente a la discriminación y a las amenazas actuales.

Por ello, el PSOE exige que se pongan sobre la mesa los convenios con las compañías aéreas y se hagan valer para garantizar su cumplimiento y el máximo aprovechamiento de Alvedro como motor económico de A Coruña y su área metropolitana, toda vez que son los coruñeses los que pagan con su dinero ante la discriminación de la Xunta.

De hecho, en repetidas ocasiones el PSOE ha denunciado que el Partido Popular quiere convertir Alvedro en un aeropuerto de andar por casa mientras Negreira calla y otorga. Las declaraciones del ahora alcalde de Santiago en agosto confirmaban la política seguida por la Xunta de Feijóo durante los últimos años para recortar las alas del aeropuerto coruñés, limitando su capacidad de captar vuelos internacionales, y seguir potenciando Lavacolla.

El nuevo alcalde de Santiago, hasta hace poco conselleiro responsable de la política aeroportuaria, Agustín Hernández, reconocía en agosto en declaraciones su intención de “continuar concentrando en el aeropuerto de Compostela los vuelos internacionales”. Por si fuera poco, añadía que estaba dispuesto a hablar de “coordinación” con el resto de aeropuertos gallegos pero “bajo la premisa de que Lavacolla es el aeropuerto central de Galicia”.

Es decir, el alcalde de Santiago reconocía que como conselleiro llevó a cabo una política de privilegios para Lavacolla y discriminación a Alvedro, siguiendo las consignas de la Xunta de Feijóo y con el silencio cómplice de Negreira.

Esta discriminación, sumada a los cambios de programación que generalmente perjudican a Alvedro, impide despegar al aeródromo coruñés. Por ello, el PSOE vuelve a preguntar a Negreira si piensa cambiar de actitud o seguirá la línea de su mandato; piensa defender Alvedro de los ataques de la Xunta o seguirá ejerciendo como alcalde del PP.

Con esa intención y la misma permisividad, Negreira ha callado y aceptado que Vueling se lleve a Santiago el enlace de Ámsterdam que pagan los coruñeses con un convenio de un millón de euros. Se trata de una burla más a la ciudad, con la complacencia del alcalde del PP. Esta realidad deja en evidencia la incapacidad del alcalde del PP para negociar y apoyar al aeropuerto.

En la misma línea, el Grupo Socialista pregunta a Negreira si sabe cómo es posible que Alvedro siga sin contar con la subvención prometida por la Xunta de Galicia, que ya le birló el millón de euros prometido para 2013, mientras que Lavacolla sigue contando con Ryanair a pesar de que el convenio finalizó en diciembre. Resulta escandaloso que los coruñeses sufran una discriminación permanente con la complicidad y silencio de Negreira mientras Santiago se beneficia de los vuelos que pagan todos los gallegos con sus impuestos.

Es más, los coruñeses pagamos doblemente, pues financiamos los vuelos de Santiago y además pagamos los vuelos de Alvedro, con el fin de superar una competencia desleal que permite Negreira, que sigue eligiendo la camiseta del PP en vez de la camiseta de A Coruña.

Por si fuera poco, el alcalde presume de recuperar parte del tráfico que dejó escapar en su primer año y medio de mandato por renunciar a sus competencias. Sin embargo, los datos dicen lo contrario: en el último año completo del gobierno anterior (2010) el aeropuerto sumó 1.101.208 pasajeros, frente a los 845.451 de 2012, primer año completo de Negreira, y frente a los 839.837 pasajeros de 2013. Es más, los dos años de gobierno de Negreira son los dos peores años de Alvedro desde 2004. Es decir, Negreira presume de recuperar lo que ha perdido en los últimos años por su incompetencia, por dejadez y por renunciar a asumir la importancia que tiene Alvedro para la ciudad.

Ha sido después de un año y medio y muchas denuncias del PSOE, del comité de empresa y de plataformas de ciudadanos, cuando Negreira ha decidido asumir su responsabilidad y a base de invertir el dinero de los coruñeses y ofrecer subvenciones que antes criticaba cuando ha logrado acuerdos que están permitiendo que Alvedro repunte, pero por ahora sigue muy por debajo de la cifra del millón de pasajeros que “heredó” al tomar posesión como alcalde.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s