El PSOE reprocha a Negreira su falta de peso político ante la crítica situación de los trabajadores de Alcoa

El PSOE reprocha a Negreira su falta de peso político ante la crítica situación para los 400 trabajadores de Alcoa

José Nogueira critica las declaraciones para la galería del alcalde del PP, que muestra su apoyo a la plantilla mientras su compañero de partido y ministro de Industria avisa de que no habrá trato de favor

El Grupo Socialista  señala que Negreira se ha rendido ante la crisis y ha demostrado su falta de proyecto al permitir la desindustrialización de la ciudad y al bajar los brazos ante el aumento del paro  

El PSOE reprocha a Negreira su falta de peso político ante la situación crítica que viven los más de 400 empleados coruñeses de Alcoa, cuya continuidad laboral pende de un hilo que el ministro de Industria está a punto de cortar. Una vez más el alcalde del PP demuestra que su mayoría absoluta y las de todo el PP en todas y cada una de las administraciones resulta inútil para los intereses de A Coruña. El edil socialista José Nogueira subraya que nunca tantas mayorías absolutas sirvieron para tan poco, al tiempo que señala la incapacidad del alcalde con más poder de la historia para defender los intereses de su ciudad.

El PSOE coruñés, que ya se reunió el lunes con la plantilla de Alcoa, insiste en exigir una respuesta clara, firme y decidida del PP, con más soluciones y menos palabras. En la citada reunión del pasado lunes, la portavoz socialista Mar Barcón dejó claro que es hora de tomar medidas para salvar la industria de la ciudad. Hoy el PSOE vuelve a reunirse con los trabajadores.

Así, José Nogueira ha reprochado hoy en rueda de prensa a Negreira que una vez más se refugie en sus declaraciones para la galería, mostrando su apoyo a la plantilla, mientras su propio compañero de partido y ministro de Industria le tapa la boca asegurando que no habrá trato de favor para Alcoa. Es la confirmación de que Negreira se ha rendido desde hace tiempo y ha bajado los brazos mientras A Coruña pierde la poca industria que mantenía y el paro aumenta: con Negreira ha cerrado la Fábrica de Armas y ahora ya no se hace fotos ni se abraza a los trabajadores, que pelearon por una alternativa y ahora los han dejado en la estacada; Alcoa está al borde del cierre, dejando a más de 400 coruñeses en la calle, y lo mismo ocurre con los datos del paro.

Según las últimas cifras, el pasado mes se contabilizaron otros 216 parados, a una media de 7 parados al día durante el mes de noviembre, sumando ya 21.820 parados y 6.000 puestos de trabajo destruidos en el mandato de Negreira.

El edil socialista ha criticado la falta de proyecto de ciudad de Negreira y el fracaso de su mandato por su incapacidad para dar respuesta al principal problema de los coruñeses: el paro y la falta de empleo. No hay plan de empleo, no hay plan de comercio y no hay alternativas industriales. Mientras, Negreira se dedica a vender a bombo y platillo una smart city mal dirigida y orientada a propuestas menores que no ayudan a definir una ciudad con futuro.

José Nogueira ha vuelto a poner sobre la mesa el problema de Alcoa y sus trabajadores: la electricidad es fundamental en la producción del aluminio, toda vez que supone el 45% del gasto de producción: si la tarifa eléctrica es elevada el coste de producción aumenta considerablemente. De esta forma, la variación en las tarifas coloca a empresas como Alcoa en un riesgo permanente que los potenciales clientes no están dispuestos a asumir y la compañía.

Para salvar este momento puntual, los trabajadores piden una segunda subasta para tener energía a un precio asumible para garantizar su producción el próximo año, aunque es una solución provisional. El problema que tiene Alcoa es que la producción de aluminio depende en un 45% de la electricidad pero sin embargo no son grandes consumidores frente a otras empresas que consumen más pero que en los costes de producción la electricidad apenas representa el 1%. Por ello, el encarecimiento del precio de la electricidad deja en el aire la producción para el próximo año. Por eso reclaman garantizar una tarifa concreta por un plazo de 10 años, como ocurre en otros países, lo que aseguraría una cartera de clientes y actividad durante una década. Por ello, plantean una mesa de negociación que permita a empresas como Alcoa saber qué precio van a pagar por la electricidad durante un plazo amplio que garantice la permanencia y estabilidad para la compañía y para los clientes.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s