El PSOE denuncia que la nefasta gestión de Negreira obliga al Gobierno de España a un rescate económico y a asumir el control de las cuentas municipales

El PSOE denuncia que la nefasta gestión de Negreira obliga al Gobierno de España a un rescate económico y a asumir el control de las cuentas municipales

El Gobierno de Rajoy mete en cintura a Negreira y lo deja sin capacidad de decisión sobre la Hacienda local por su incompetencia, anula la solicitud del préstamo y deja en el aire las cuentas de 2015

El alcalde del PP, que prometió una gestión eficaz, ha convertido A Coruña en la segunda ciudad más morosa de España, la segunda que más tardan en pagar sus facturas a autónomos y pymes, con una demora de 40 días

Negreira bate récords de endeudamiento: ha pedido a los bancos 65,3 millones en seis préstamos, casi 11.000 millones de pesetas t la ciudad está peor que antes

El Gobierno de Rajoy también ha desmentido a Negreira al confirmar que ha subido la presión fiscal de los coruñeses un 11%, que pagan 625 euros de media en impuestos frente a los 331 de media de los gallegos

El alcalde que prometió una gestión eficaz cuando aún era candidato ha demostrado que ni siquiera es capaz de cumplir las exigencias económicas impuestas por sus propios compañeros del Partido Popular y así el Gobierno de Rajoy se ha visto obligado a meterlo en cintura con un plan de rescate y asumiendo el control sobre todas y cada una de las decisiones que tengan que ver con la Hacienda municipal.

Esta decisión, que desmonta definitivamente el discurso de buen gestor de Negreira y supone un tirón de orejas en toda regla a la gestión económica que ha venido realizando en estos años, es de una gravedad sobresaliente, pues deja al alcalde del PP sin capacidad de decisión, le impide recurrir al préstamo y por tanto deja en el aire la estabilidad del presupuesto que ha aprobado hace apenas unos días para 2015. No solo eso, además Negreira deja hipotecada la ciudad para el gobierno que salga de las urnas, pues estará sometido al control del Gobierno de España.

La mala gestión de Negreira se ha confirmado después de los numerosos avisos de advertencia que ya lanzaron los ministros Montoro y De Guindos en meses pasados y que el alcalde del PP despreció con el calificativo de “ilusión contable”. Lo que para Negreira era una “ilusión contable” ahora es la cruda realidad y una bofetada del Gobierno de Rajoy al segundo alcalde más moroso de España, uno de los que más ha endeudado a su ayuntamiento y uno de los que más ha subido los impuestos.

Ya con anterioridad, el ministro de Hacienda había afeado al alcalde de su propio partido por su demora en el pago de facturas, que sitúa al ayuntamiento coruñés a la cabeza de los grandes morosos de España. Ahora es el segundo más moroso con un retraso de 40 días. Así, de la mano de Negreira, el gobierno municipal es el segundo de los ayuntamientos españoles que más tarda en pagar sus facturas a pymes y autónomos, lo que supone un duro golpe para la economía local y un riesgo para la supervivencia de las pequeñas empresas coruñesas.

Subida de impuestos

Esta morosidad es un ejemplo más de la gestión ineficaz de Negreira, que ha sido subrayada por ministros del PP como Montoro y De Guindos. De hecho, el ministro de Economía señalaba hace apenas unos meses que Negreira había incrementado en 11% la presión fiscal sobre los coruñeses, a pesar de que el alcalde del PP se ha empeñado en negarlo y asegurar lo contrario.

Sin embargo, lo cierto y lo que confirman los datos del Ministerio de Economía es que de la mano de Negreira los coruñeses pagan 625 euros de media frente a los 331 euros que pagan de media los gallegos.

Esto además se debe a la subida continuada de impuestos que han protagonizado Negreira y Rajoy, que en estos últimos años han subido hasta 40 veces los impuestos: IBI, IAE, IVA, IRPF, agua, luz, gas, bonobús, copago…

Endeudamiento

Además, Negreira ha batido todos los récords de endeudamiento con seis préstamos en apenas tres años y medio de mandato, lo que supone que en este tiempo ha solicitado a los bancos la friolera de 65,3 millones de euros, lo que en las antiguas pesetas supone cerca de 11.000 millones, sin que hayan servido para sacar a la ciudad de la crisis, ni para definir un proyecto de ciudad ni para que los coruñeses vivan mejor. Muy al contrario, buena parte de este dinero lo ha enterrado el alcalde del PP en el túnel de la Marina mientras los coruñeses sufren la peor crisis de la historia.

Así, el alcalde que prometió austeridad a los coruñeses es el mismo que ha pedido seis préstamos a los bancos; el mismo que se gasta este dinero en un capricho de obra que no es ni necesaria ni prioritaria y que no resuelve ningún problema; el mismo que ha elevado los impuestos a los coruñeses cuando peor lo están pasando; el mismo que recorta servicios sociales; el mismo que se empecina en completar su obra de despedida y a la que fía su mandato.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s