El PSOE denuncia que los coruñeses viven peor que hace 3 años y medio por la nefasta gestión económica de Negreira

El PSOE denuncia que los coruñeses viven peor que hace 3 y medio años por la nefasta gestión económica de Negreira

El edil socialista José Nogueira reprocha al alcalde del PP sus incumplimientos y una gestión a trompicones de la Hacienda municipal que se resume en 16 modificativos, más deuda, más impuestos

Negreira tiene sin ejecutar el 57% de la inversión prevista, lo que frena la actividad económica y el empleo, y debe a los proveedores 33,3 millones, lo que pone en riesgo la supervivencia de pequeñas empresas coruñesas

De Guindos confirma que Negreira ha subido la presión fiscal de los coruñeses un 11%, que pagan 625 euros de media en impuestos frente a los 331 de media de los gallegos

El alcalde del PP bate récords de endeudamiento: ha pedido a los bancos 65,3 millones en seis préstamos

El PSOE ha denunciado hoy, coincidiendo con los últimos días del año, que Negreira no ha cumplido con los barrios, no ha cumplido con los parados, no ha cumplido con el comercio ni con los autónomos, no ha cumplido con los que más necesitan de los servicios públicos, y por no cumplir no ha cumplido ni de lejos con su eslogan de “gestión eficaz”. Lo confirman sus lamentables números al frente de la Hacienda municipal a lo largo de su mandato: ha gestionado más de 917 millones y ha sido incapaz de sacar a la ciudad de la crisis; ha modificado 16 veces sus presupuestos; ha elevado la deuda hasta los 81,8 millones; ha subido los impuestos un 11%, y a un día de finalizar el año tiene sin ejecutar el 57% de la inversión y sin pagar 33,3 millones de euros a autónomos y pequeñas empresas suministradoras de servicios.

El concejal José Nogueira ha reprochado a Negreira sus reiterados incumplimientos, lo que ha tenido graves consecuencias sobre la calidad de vida de los coruñeses. Hoy la ciudad está peor que hace tres años y medio; hoy los coruñeses viven peor, porque ha abandonado los barrios, porque ha sido incapaz de dar respuesta al drama del paro y porque además su gestión económica ha sido inútil en la lucha contra la crisis. Es más, el edil socialista ha señalado que la ineficaz gestión del alcalde del PP ha agravado esta situación.

José Nogueira ha explicado que el presupuesto municipal es la principal herramienta que tiene un ayuntamiento y un alcalde para dar respuesta a los problemas, pero si el alcalde es incapaz de gestionar su propio presupuesto y lo modifica 16 veces, una vez cada 75 días eso quiere decir que gobierna a trompicones, sin tener las ideas claras sobre lo que quiere hacer.

Si el alcalde del PP es incapaz de ejecutar el 57% de la inversión y tiene sin ejecutar 36,2 millones de euros pues tampoco ayuda a salir de la crisis; al contrario, la agrava, porque está frenando la actividad económica en un momento en el que la inversión pública es motor fundamental para generar empleo en la ciudad.

Si Negreira tampoco es capaz de pagar sus facturas en tiempo y forma, siendo el segundo alcalde más moroso de las grandes ciudades de España, y a estas alturas adeuda 33,3 millones de euros a los proveedores, autónomos y pequeñas empresas de la ciudad, según los datos del Ministerio de Hacienda, pues tampoco ayuda a salir de la crisis; al contrario, la agrava porque pone en riesgo la supervivencia de estas empresas y de los puestos de trabajo. Esta alarmante situación, que se agrava con la subida de impuestos y el incremento de la deuda municipal, la corrobora el propio Gobierno de Rajoy y hasta lo han dicho los ministros De Guindos y Montoro.

Subida de impuestos

A pesar de que Negreira nos habla una y otra vez de congelación, lo cierto es que en su mandato y en la legislatura de Rajoy han subido hasta 40 veces diferentes impuestos y precios públicos (IVA, IAE, IRPF, IBI, agua, luz, gas, bonobús… no se han salvado ni las bodas).

La congelación de impuestos la niega hasta el ministro De Guindos, que confirmaba hace apenas unos meses en el informe anual de liquidaciones presupuestarias que la presión fiscal en A Coruña había subido un 11% y que los coruñeses con Negreira pagan 625 euros en impuestos frente a los 331 de media que pagan el resto de los gallegos.

Negreira es el primer y el último alcalde en subir el bonobús social a los parados, ha sido el primero y último en cobrar el copago. Ha subido una media de 20 euros el recibo del agua.

En el último presupuesto del anterior gobierno socialista se recaudaron 85,6 millones de euros en impuestos directos y Negreira pretende recaudar en 2015 hasta 96,1, es decir 10,5 millones más a costa del bolsillo de los coruñeses, que ya el año pasado sufrieron similar golpe en sus economías. Cada año recauda 10 millones más,  lo mismo ocurre en las tasas y precios públicos, que cada año crecen una media de 2 millones, en esta ocasión por multas de tráfico. No ha bajado los impuestos cuatro puntos como prometió a los coruñeses. Ni mucho menos los ha congelado. Muy al contrario los ha subido año tras años, estrangulando las economías más débiles.

Aumento de deuda municipal

Negreira tampoco ha sido austero. Al contrario, nos deja hipotecada la ciudad con un incremento de la deuda que eleva hasta los 81,8 millones de euros. Ha batido todos los récords de endeudamiento: en menos de cuatro años ha pedido a los bancos 6 préstamos por importe de 65,3 millones de euros, lo que supone casi 11.000 millones de las antiguas pesetas.

El alcalde que nos prometió austeridad y que criticaba los préstamos cuando estaba en la oposición ha recurrido a ellos con insistencia y sin haber utilizado esos recursos para sacar a la ciudad de la crisis. Y por si fuera poco, despide el mandato con el préstamo más alto, superando los 12 millones de euros.

Diga lo que diga, la realidad es la que aparece en los documentos oficiales que se incorporan en los presupuestos municipales; la realidad es que ha abusado del préstamos para gastar a manos rotas, elevando la deuda y poniendo en riesgo la salud económica del Ayuntamiento. No lo dice el PSOE, lo dice también el ministro Montoro, que ha denunciado desajustes presupuestarios por incumplir el plan de estabilidad y el pago a proveedores.

Y ni mucho menos es austero un alcalde que gasta 22 millones de euros en fiestas durante un mandato. Cuanto más dura ha sido la crisis más ha gastado en fiestas, a una media de 684 euros por hora, más de lo que ganan muchos pensionistas al mes, más de lo que cobran muchos coruñeses de salario. Sin duda, la de fiestas ha sido la partida que más ha crecido en su mandato, un 20% con respecto al gobierno anterior.

Por eso, el PSOE pide a Negreira responsabilidad económica y responsabilidad política. El edil socialista pide a Negreira que en el tiempo de descuento de su mandato no ponga en riesgo la capacidad inversora del Ayuntamiento, que no hipoteque la acción del próximo gobierno que saldrá de las urnas.

 

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s